Cruceros Mediterráneo | Islas Griegas

Barco en un puerto

Cruceros por el Mediterráneo con Todo Incluido. Nuestros circuitos aúnan una ruta por tierra con una travesía en crucero surcando las turquesas aguas del mar Egeo, descubriendo las islas más atractivas de Grecia, cargadas de historia y joyas arquitectónicas.
Seducen por la comodidad que supone no cambiar de hotel cada día, y sin embargo amanecer en lugares diferentes. Disfrutar del sol y del mar y recrearse con cada amanecer. Pocos momentos son tan cautivadores como la llegada a los puertos de Simi, Rodas, Creta, Santorini, Mikonos... sus colores, sus recias murallas quedarán grabadas en nuestra retina.

Cruceros Mediterráneo Oriental

Panorámica de la caldera del volcán de la isla de Santorini (Grecia)

"Joyas del Egeo"
(11 días)

Vista del crater del volcán desde la ciudad de Thira en Santorini (Grecia)

"Tesoros del Egeo"
(13 días)

Circuito Terrestre y Crucero Mediterráneo

Palacio de Knossos en Creta (Grecia)

"Sol y Mar"
(9 días)

Barco atravesando el Canal de Corinto (Grecia)

"Tierra y Mar"
(11 días)

Nuestros Hoteles

Naviera Louis Cruises



HOTELES EN NAVIERA LOUIS CRUISES

Louis Aura

Naviera Louis Cruises

Una bella y airosa reina vestida de blanco, que surca las olas del sudeste Mediterráneo y os ofrece las joyas de Grecia, Turquía y Chipre.
Es nuestra «Orient Queen»,  un miembro de la flota de Louis Cruises con cómodosy amplios espacios en los que no falta de nada.
Ideal para escapadas cosmopolitas con un servicio impecable, a destinos totalmente fascinantes. Con espacios comunes muy modernos y amplios, el crucero «Louis Aura», perteneciente a la orgullosa flota de Louis Cruises, es ideal para viajar con toda la familia, sin importar la edad o los gustos. Ya esté buscando un momento de relax a bordo o momentos especiales para su luna de miel o su cumpleaños, quedará totalmente satisfecho con su elección. ¡Y aún hay más!
Incluye: 355 camarotes con baño, TV, radio, aire acondicionado.
Acoge: A un total de 895 pasajeros.
Espacios de que dispone: restaurante a la carta, buffet, 2 salones (lounges), 4 bares, un casino, un campo de mini-golf, 2 piscinas, sauna, gimnasio, clínica, spa y sala de masajes, salón de belleza, peluquería, acceso a Internet, tienda Duty Free & Travel Value.
Está equipado con: teléfono vía satélite,  y aire acondicionado completo.
Louis Cruises es Toda una autoridad en cruceros por el sudeste Mediterráneo. Proporcionamos un servicio comfortable, organizado y de alta calidad a bordo.  Louis Cruises ofrece a los pasajeros un buque orgulloso que se ajusta al espíritu de Grecia.

PLANOS DEL CRUCERO LOUIS AURA (antiguo Orient Queen)

Louis Cristal

Naviera Louis Cruises

Este barco de crucero ultramoderno le ofrecerá un viaje cómodo y seguro. Es un barco que destaca entre la flota de Louis Cruises y que promete proporcionarle un viaje de primera clase a los destinos más espectaculares de Grecia, Turquía y Chipre.
Louis Cristal cuenta con camarotes de distintas clases y espacios comunes espaciosos y elegantemente decorados. Despierte en un entorno servicial y hospitalario, tome un desayuno abundante para empezar el día con energía, disfrute de todas las interesantes actividades que hemos preparado para usted y que se desarrollan en las cubiertas y en los salones del barco, tome un café y observe las maravillosas vistas de la puesta de sol sobre el Mar Egeo, y cene bajo las estrellas en nuestros excepcionales restaurantes. La piscina y el jacuzzi le harán sentirse aún más relajado, mientras que el resto de nuestras instalaciones y servicios, como el casino, el spa, el acceso a Internet, los servicios de foto y vídeo, el pub, los bares y el resto de espacios le garantizan que no pase un momento aburrido mientras esté a bordo.
El barco cuenta con: 480 camarotes con baño privado, TV, radio y aire acondicionado.
Pueden alojar: A un total de 1200 pasajeros.
Incluye las siguientes instalaciones y servicios: 3 restaurantes buffet y a la carta, 3 salones de estar, 2 bares, piscina, casino, jacuzzi, gimnasio, consultorio médico, spa y salas de masaje, salón de belleza, rincón de Internet, Duty Free y tiendas Travel Value.
También está equipado con: teléfono por satélite, médico a bordo y espacios con aire acondicionado.

Louis Olympia

Naviera Louis Cruses

El crucero «Louis Olympia» es impresionante e increíblemente cómodo.
Es uno de los mayores buques de la flota de Louis Cruises, que navega con seguridad y orgullo por los mares de Grecia, Turquía y Chipre.
El Louis Olympia fue completamente renovado en 2005 es un hermoso barco, ideal para largos, relajantes y confortables cruceros para toda la familia, sea cual sea su edad o sus necesidades.

Incluye: 724 camarotes (interiores, exteriores y suites) con baño, TV, radio, aire acondicionado.
Acoge: A un total de 1664 pasajeros.
Espacios de que dispone: restaurante, 4 salones (lounges que se transforman en salas de conferencias y reuniones de empresa previa petición), 5 bares, casino, parque infantil, tienda Duty Free y Travel Value, biblioteca, salón de belleza (con peluquería, spa, sala de masajes, jacuzzi doble), 2 piscinas, gimnasio, centro médico, acceso a Internet.
Está equipado con: teléfono vía satélite, aire acondicionado en todo el barco.
Louis Cruises es Toda una autoridad en cruceros por el sudeste Mediterráneo, proporcionando un entorno de alta calidad y un servicio profesional y amigable a bordo. Louis Cruises ofrece a los pasajeros un buque orgulloso que se ajusta al espíritu y la grandeza de Grecia.

 PLANOS DEL CRUCERO LOUIS OLYMPIA

Datos del País




EXCURSIONES DESDE LOS CRUCEROS

Akrotiri (Santorini)

Las personas que vivían en la Santorini prehistórica llamaron a la isla «Strongyle» (la redonda). En 1650 a.C., se produjo una enorme erupción del volcán Tera, hundiendo el centro de Strongyle y dejando atrás una sensacional caldera. Usted se maravillará de sus acantilados cuando las lanchas le transporten hasta el puerto de Athinios, donde nuestro autobús con aire acondicionado le espera para llevarle al yacimiento arqueológico más importante de Santorini, el pueblo de Akrotiri.
Desde Athinios nos dirigiremos hacia el sur. Haremos una parada en las ruinas del famoso molino de viento de la isla para tomar algunas fotografías y para disfrutar de la espectacular vista panorámica. Dejamos el molino de viento para dirigirnos a las impresionantes ruinas de Akrotiri, una aldea neolítica de la mitad del quinto milenio a.C.: se trata de una excursión a las profundidades de la historia antigua de Santorini. Akrotiri había sido una ciudad bulliciosa, pero sus habitantes la abandonaron antes de la erupción del Tera, un misterio que arqueólogos e historiadores aún están tratando de resolver. La ceniza del volcán enterró la ciudad, conservando muchas de sus estructuras y algunos de sus fabulosos frescos. Este avanzado pueblo construían viviendas de dos y tres plantas y cultivaban, y se maravillará con las ruinas de las casas, tiendas y talleres que rodeaban al pueblo hace miles de años atrás. ¿Podría Akrotiri ser la ciudad perdida de la Atlántida? Le dejamos que usted lo decida.
Después de Akrotiri nos dirigiremos a Fira, la capital de Santorini y su ciudad más grande. Fira tiene de todo: galerías de arte, restaurantes premiados, cafés elegantes, acogedores bares, museos, discotecas, tabernas tradicionales, tiendas únicas y, por supuesto, una increíble vista de la puesta de sol desde el centro de la plaza central de la ciudad, la plaza Thetokopoulou. Querrá visitar el Museo Arqueológico, que alberga restos minoicos hallados en Akrotiri, y el Museo de Prehistoria de Tera, cuyas exposiciones datan del neolítico hasta el siglo XVII a.C., y el Megaro Ghyzi, un centro cultural donde se pueden contemplar antiguos grabados, mapas y fotografías de Fira antes y después del terremoto de 1956. La blanca y reluciente Catedral Metropolitana, también conocida como la Iglesia de Ipapantis, fue construida en 1827, es famosa por sus elegantes arcos ondulantes y sus hermosos frescos, que fueron pintados por el artista de Santorini Christoforos Assimis.
Cuando vaya a dejar el pueblo, puede tomar el teleférico de Santorini, el teleferik, terminado en 1979, hasta el puerto de Fira, en un asombroso descenso de más de 200 metros hacia las profundas aguas azules de la caldera. Si prefiere «mover las piernas», tiene dos opciones: puede bajar los 588 escalones hasta la antigua Fira o ¡alquilar un burro para que lo lleve! (¡ánimo!) Una vez que ha llegado, disfrute de un café o una copa de vino en un café del muelle, y pase algún tiempo en las tiendas del casco antiguo de Fira, donde se pueden encontrar productos únicos de Santorini, todas con una vista de su barco, que está anclado justo al lado de esta parte de la costa de Santorini. Nuestras lanchas le recogerá aquí y le llevarán de vuelta para disfrutar de una suntuosa comida con las asombrosas vistas nocturnas de Santorini. Por supuesto que va a ser difícil comer con la boca abierta, pero le prometemos una comida tan deliciosa como impresionantes las vistas.
Necesitará un sombrero, gafas de sol, protector solar y zapatos cómodos (evite las chanclas, por favor)
Acceso a los lugares: de fácil a medio
Duración aproximada: 3 horas

Mikonos, la ciudad y la "Pequeña Venecia"

Míkonos, la isla de los vientos, con su aire cosmopolita se ha ganado miles de «fieles» de todo el mundo con sus playas de ensueño y su vida nocturna. Sus bellezas se hayan repartidas por varios lugares de la isla. No es solo Jora con los molinos de viento y la «Pequeña Venecia». En este recorrido panorámico por Míkonos, conocerá también su otro lado: las playas que quitan el aliento, las iglesias decoradas por la propia naturaleza y los interesantes museos que cuentan la historia del lugar.
La excursión en autobús con el guía comienza en la ciudad de Míkonos. Se dirigirá a lugares de la isla con vistas muy privilegiadas, que deleitan la vista y relajan el alma. Desde la playa de Agios Ioánnis tendrá «servida» la isla de Delos que se encuentra justo enfrente, así como el cabo de Aleómandra y el estrecho que separa Delos de Míkonos.
La siguiente visita, al sur, es a la protegida playa de Ornós, un pintoresco pueblo de pescadores que es un popular lugar de anclaje, y a la pequeña playa de Agia Ánna. A su izquierda se encuentra Kalafatis, una playa con «bandera azul» y árboles ideal tanto para nadar como para practicar deportes acuáticos. Se impone una pequeña parada para sacar fotos.
A su regreso a Jora, visitará el pueblo tradicional de Ano Merá y el monasterio de la Virgen de Turlianí, fundado en 1542. La encantadora plaza del pueblo es ideal para descansar un rato.
Al volver a Jora, se detendrá ante Paraportianí, una iglesia de especial arquitectura, tallada no solo por el hombre sino también por el tiempo. El resultado final es un edificio dañado, que no obstante tiene su estilo propio y único. Tal vez por eso es uno de los monumentos más fotografiados de Grecia. Unos metros más allá encontrará el Museo del Folklore de Míkonos, que se encuentra en una antigua casa de dos plantas, propiedad de un capitán de barco.
Continuará hasta la «Pequeña Venecia» de Míkonos, en Alefkandra, con los molinos de viento y puestas de sol sacadas de otro mundo. Antes de acabar nuestra excursión, conocerá el Museo Naval del Egeo, con una rica colección de mapas y monedas, maquetas de barcos y veleros que desde la prehistoria han navegado por el Egeo. Un introducción a la historia naval tanto de Míkonos como de toda Grecia. La excursión terminará con una cena en el crucero ¡con toques de tradición naval!

Milos, recordar el pasado

Le invitamos a volver atrás en el tiempo en la increíble isla volcánica de Milos, uno de los lugares más bonitos de la tierra. Un pequeño trayecto desde el puerto nos lleva a Sarakinikó, una cara de pura roca blanca esculpida por las erupciones volcánicas. Este lugar de belleza sobrecogedora y sobrenatural es una de las muchas maravillas geológicas de la isla y quizás uno de lo puntos más fotografiados de las Cícladas. Descenderemos a la cala para que pueda experimentar esta playa sin igual y tomar fotos. Se sentirá como si hubiera alunizado.
Seguiremos circulando por la dramática costa de Milos hacia Papafranga, una concentración de calas y cuevas marinas en la base de un acantilado que, como Sarakinikó, se formó con la actividad volcánica. Nos quedaremos un rato en este lugar emblemático, donde podrá observar las aguas turquesa y ver a los turistas más aventureros nadando y buceando en las cuevas del fondo del acantilado.
Milos ocupa un lugar crucial en la prehistoria de las Cícladas gracias a Filakopi, nuestra siguiente parada, que se remonta al neolítico (aproximadamente 9000 - 4000 a. C.). Al excavar el lugar a finales de 1890 los arqueólogos británicos descubrieron utensilios de obsidiana, una roca vítrea volcánica similar al granito. Visitaremos el yacimiento, aún en excavación, y aprenderemos sobre la historia de Filakopi, asentamiento en activo hasta el 1000 a. C.
De Filakopi viajaremos por una pintoresca carretera costera hasta las calles adoquinadas de Plaka, un pueblo cicládico tradicional de casas blancas y buganvillas a 250 metros sobre el Egeo. Pasearemos por el pueblo para admirar su arquitectura tradicional y las sorprendentes vistas al mar, y probaremos algunos dulces caseros en las pastelerías locales.
A solo 100 metros de Plaka hay catacumbas cristianas, las más grandes de Grecia, y las ruinas de la antigua Melos con su anfiteatro romano, tallado en la ladera rocosa, no lejos del antigua ágora. El sendero de las catacumbas al anfiteatro nos lleva entre un soto de olivos bajo los restos de las murallas de la antigua Melos, con grandes fragmentos de murallas y columnas dorias. El anfiteatro de mármol, al que tendrá acceso libre, todavía conserva siete filas intactas de asientos y ofrece una encantadora vista a la bahía. Al volver al autobús visitaremos el lugar donde se descubrió la Venus de Milo (ahora ubicada en el Louvre de París) en 1820.

Monasterio de San Juan y la Gruta del Apocalipsis (PATMOS)

En esta excursión con certeza disfrutará de la grandeza sagrada de este intensamente espiritual isla del Dodecaneso. Visitamos Cora, el Monasterio de San Juan y la Santa Cueva del Apocalipsis, que durante siglos han atraído peregrinos a Patmos para la oración, el retiro y la solemnidad espiritual.
Desde el puerto de Skala viajamos montaña arriba, en autobús con aire acondicionado, hacia la inmaculada Cora. Su zócalo de tradicionales casas blancas rodea la parte inferior de las murallas exteriores del Monasterio de San Juan de Patmos, llamado el Divino. En este pueblo de arquitectura homogénea, las calles empedradas y callejones de Cora están llenos de mansiones construidas por ricos armadores durante los siglos XVII y XVIII. A medida que recorra el camino hasta el monasterio, en la cima de la colina, asegúrese de buscar el auténtico sabor de este pueblo único del Dodecaneso a lo largo de algunas de sus calles más tranquilas.
Ahora rodeado por el pueblo, el monasterio fortificado de San Juan, cuyas paredes alcanzan más de 15 metros de altura, fue construido con piedra gris de la zona. En 1088 san Christodoulo solicitó toda la isla de Patmos al emperador bizantino Alexis I Comneno para poder fundar un monasterio dedicado a san Juan. Incluso después de que «La Santísima» fue llevada de Patmos por los piratas, los monjes continuaron la construcción del monasterio, que, tras algunos siglos, se convirtió en un importante centro cultural, religioso y espiritual. Dentro de su laberinto de capillas y patios, el Monasterio de San Juan alberga iconos medievales de la escuela cretense y la capilla de Theotokos («la madre de Dios», la Virgen María), cuyos hermosos frescos datan del siglo XII; la capilla principal del monasterio se remonta a finales del siglo XI. También hay un museo dentro del monasterio, con iconos, objetos religiosos de plata y oro, reliquias sagradas y túnicas bordadas de inestimable valor en exposición.
A mitad de camino montaña abajo hasta Plaka nos detenemos en la Santa Gruta del Apocalipsis. Según la tradición cristiana, se abrieron en una pared de la gruta tres fisuras (un símbolo de la Santísima Trinidad) y san Juan oyó la voz de Dios, que le concedió una serie de visiones del futuro (las revelaciones), imágenes nítidas de cómo crecería la Iglesia, combatiría las fuerzas del mal de la tierra y el infierno y, finalmente, como saldría victoriosa. La voz le ordenó al santo de transcribir estas visiones: san Juan dictó las revelaciones a uno de sus discípulos, Prócoro, y este texto se convirtió en el Libro del Apocalipsis. Durante su estancia en esta cueva sagrada, san Juan también compuso el cuarto Evangelio. La entrada a la gruta está marcada con un mosaico de las visiones del santo. Dentro de la gruta, el lugar de descanso nocturno de la cabeza del santo está cercado y delimitado en plata repujada.
Volvemos a Plaka, donde tendrá tiempo libre para ir de compras y tomar un café al lado del puerto. Cierre los ojos y deje que la grandeza de esta isla milagrosa impregnen su alma.
Acceso a los lugares: de fácil a medio
Necesitará un sombrero, gafas de sol, protector solar y zapatos cómodos (evite las chanclas, por favor)
Duración aproximada: unas 2 horas

Oía (Santorini)

Las joyas de Santorini no tienen fin. Ya en nuestro cómodo crucero aprenderá sobre la historia y las particularidades de la isla, su historia y sus lugares de interés. Pero Oía la conocerá sin duda, y su puesta de sol lo habrá visto en cientos de tarjetas postales, revistas, etc. El destino de esta excursión, por tanto, es la peculiar población de Oía, con sus casas-cueva, en el extremo norte de la isla.
El crucero echa anclas ante el puerto, al oeste. Una embarcación le llevará a Athiniós. Allí le estará esperando el autobús con su guía particular. Primero ascenderá al monte Profítis Ilías, donde la vista le quitará el aliento, respirará aire fresco, el «verde» oxígeno de las Cícladas y sacará unas fotos que harán sin duda retorcerse de envidia a los que se quedaron atrás. El recorrido continúa en dirección norte.
Al este, al fondo, quedarán localidades como Kamári y Monólithos, y cruzará Firá y los pequeños pueblos tradicionales de Firostefani e Imerovigli, con su peculiar arquitectura y bellezas, para a continuación detenerse en Oía. Durante todo el trayecto, al oeste, tendrá la armoniosa caldera, los islotes de Thirassia y Palea y Néa Kameni, y una vista panorámica sin igual. Las docenas de cruceros, veleros y ferries de línea son como nubecitas en el celeste Egeo y su movilidad es infinita.
En Oía, tendrá bastante tiempo para pasearse por las callejuelas pavimentadas en mármol, curiosear en las coquetas tiendas, sacar fotos, conocer los característicos edificios tallados en las rocas y las homogéneas casas de los capitanes, el barrio de Ammúdi a los pies de la caldera... Se dará cuenta de cuando se acerque la hora de la puesta de sol incluso si se le había olvidado: cientos de viajeros de todo el mundo se reúnen para este ritual como si los atrajera un imán a los restos del castillo de San Nicolás, los tejados de las casas y las terrazas de los cafés. Un silencio absoluto domina hasta que el sol se sumerja solemnemente en el Egeo y después ¡romperán en aplausos! Esta embriagadora puesta de sol es una de las más impresionantes del mundo. ¡Y ahí está usted!
Cuando la luz empieza a irse, Oía posee un brillo especial. Nada recuerda el terremoto de 1956 que destruyó parte del pueblo, que se reconstruyó después. Tras disfrutar de una región declarada de «especial belleza natural», comienza el regreso a Athiniós, el puerto. Si lo desea, el autobús le dejará en Firá, la capital que nunca duerme. Aquí se embriagará de las luces, la juerga, las decenas de tiendas, las joyerías, los bares con sus piscina iluminadas, los edificios aferrándose al borde de la caldera. De Firá, descenderá al puerto viejo, ya sea en funicular o en burro, y allí le esperará una embarcación para acceder al crucero. Si es más valiente... ¡los escalones son muchos (588) y empinados!
La noche termina plena y tranquila, con usted descansando en el crucero y nuestra tripulación cuidando de usted. La cena se servirá ¡inspirada por Santorini! Y la vista, «Santorini de noche» es de ensueño… como una película proyectada solo para usted…

Rodas ciudad medieval

La historia viva de la Ciudad Medieval de Rodas se desgrana en este recorrido por el casco antiguo de la ciudad. Un paseo que sigue la calle de los Caballeros, las tiendas preciosas y coloridas, las plazas con fuentes bulliciosas, los callejones que salen a diestro y siniestro como afluentes, las sombreadas galerías y los edificios medievales. En este camino, la empedrada calle de los Caballeros, una de las calles medievales mejor conservadas, encontrará los albergues de las diferentes nacionalidades que componían la Orden de los Caballeros de San Juan de Jerusalén.
Antes de llegar al Palacio del Gran Maestre, se detendrá un momento en la zona del Burgo y la Mezquita de Solimán el Magnífico, construida en 1808. Al torcer la calle llegará a los Baños Turcos, construidos en el siglo XVI. Luchando por seguir adelante pese a la belleza de este caminito, llegará ante el Hospital de los Caballeros, en la plaza del Museo. Aquí se ubica hoy en día el Museo Arqueológico. Enfrente podrá admirar la Iglesia de Santa María del Castillo, que custodia el lugar desde el siglo XI.
El punto culminantes de este paseo por la ciudad medieval de Rodas es el Castello. El Palacio del Gran Maestre es un magnífico edificio inacabado, el principal monumento de la Ciudad Antigua. Se construyó en el siglo VII d. C. como fortaleza bizantina. En 1856 se destruyó a causa de una explosión de dinamita ocurrida frente a la iglesia de San Juan. El palacio se reconstruyó en 1930 a fin de servir de residencia al gobernador italiano. En el siglo XIV, los caballeros de San Juan de Jerusalén convirtieron el edificio en la residencia del Gran Maestre, así como en centro administrativo de la Orden.
Hoy en día alberga un Museo Bizantino y narra a través de sus salas la historia de la ciudad de Rodas, desde su fundación en el 408 a. C. hasta la conquista otomana de 1522.

Rodas medieval y la Acrópolis de Lindos

Lindos se encuentra a 55 kilómetros de la ciudad de Rodas, y no es solo un pueblo pintoresco y cuya conservación le ha valido una declaración oficial; en su cima se «levanta» la acrópolis de Lindos, con el antiguo templo de Atenea construido en el 300 a. C. Este pueblo blanquísimo, al sureste de Rodas, parece pintado a mano. Callejuelas tradicionales que van uniendo las casas, estas últimas con techos pintados, paredes llenas de platos, patios pavimentados y decorados con guijarros.
Y de tanto en tanto, encontrará las casas de los capitanes, construidas entre el siglo XVI y el XVIII. Tienen arcadas de entrada con escudos, pesadas puertas de madera y altas paredes. ¡La residencia privada del capitán Papakonstantís se puede visitar! En el centro del pueblo destaca la iglesia de Nuestra Señora de Lindos, con frescos del siglo XV.
Suba a la acrópolis de Lindos. Bien en burro o subiendo docenas de escalones, la cima guarda importantes secretos y vistas exquisitas. Aquí se extiende el Templo dórico de Atenea, que se construyó sobre un monumento anterior. Su guía le expondrá la historia de la zona: La antigua ciudad-estado de Lindos fue durante siglos la más importante de la isla. Alcanzó su apogeo en el siglo VI a. C., una época en que gobernaba Cleóbulo, uno de los Siete Sabios de la antigüedad.
Después de beberse un poco de la magia de la zona, tendrá tiempo libre para pasear antes de regresar a la ciudad de Rodas. Aquí, ya peatón, atravesará por la Puerta D'Amboise, para pasear por la calle de los Caballeros. A lo largo de la calle está construidas las residencias de los caballeros, separadas según la Orden, cuyos escudos siguen ostentando hoy en día. Hacia el final del paseo, visitará el «Centro de Artesanía de Rodas», empresa sin fines de lucro, que cuenta con muestras de Cerámica, Escultura y Pintura, artes en que los rodios tienen tradición. Podrá ver en directo cómo se fabrican los objetos cerámicos y de decoración, escuchará la historia del arte cerámica y, por supuesto, tendrá la oportunidad de adquirir auténtica cerámica rodia tradicional.
Atravesando la Puerta Marina se encontrará de vuelta en el crucero, para descansar y almorzar.

Rodas religiosa y medieval - La Iglesia de Filérimos y el Palacio de los Caballeros -

Rodas, como destino turístico, es ideal tanto para turismo de ocio como para turismo religioso y, por supuesto, arqueológico. Los muchos puntos de interés y los hallazgos y monumentos se superan en importancia y sofistificación el uno al otro.
En su momento fue un importante centro de educación y ocio de la isla. Hablamos de la Acrópolis de la antigua Rodas que se acomoda sobre la colina de San Esteban. O Monte Smith. Paseará entre los restos del Templo de Apolo, de época helenística, con sus impresionantes columnas. Algo más abajo, el restaurado Estadio antiguo de Diágoras acogió en su momento los juegos en honor a Helios. Las puestas de sol desde este punto son excelentes. Al lado verá el pequeño teatro de mármol que, al igual que en la antigüedad, acoge eventos culturales.
En la cima de la colina domina la Acrópolis de la antigua Rodas. Testigos de su pasada grandeza son las columnas del templo de Apolo Pitio y los fragmentos del Templo de Atenea Poliada y del Templo de Zeus, que encontrará a lo largo de su visita guiada.
Dejando atrás la acrópolis, la siguiente parada es el Filérimos, al noroeste, uno de los atractivos turísticos de la isla. La colina de Filérimos, sobre la bahía homónima, «contuvo» en su momento a la antigua Yaliso, una de las tres ciudades de Rodas que participaron en la guerra de Troya. Escalones de piedra con cipreses a diestra y siniestra conducen al monasterio gótico de Nuestra Señora de Filérimos, dedicado a la Fuente de Vida. En la zona visitará también la iglesia bizantina de San Jorge Hundido, con raros frescos del siglo XIV y XV que representan caballeros. Por aquí se extiende el llamado «Calvario», un sendero con 12 grabados que señalan las estaciones de la Pasión de Cristo.
De vuelta a la ciudad de Rodas, paseará por la calle de los Caballeros hasta el Palacio del Gran Maestre. El Castello, verdadera obra maestra, alberga hoy en día un Museo Bizantino con importantes exposiciones.

Siros

El puerto de Ermúpoli en Siros es la capital de las Cícladas y patrimonio cultural de la UNESCO. El recorrido le llevará al sur de Ermúpoli a la iglesia de Anástasi, sobre Ermúpoli, para visitar esta deliciosa iglesia abovedada y disfrutar de la increíble vista de Tinos y Míkonos. De Anástasi atravesaremos los pueblos costeros de Vari, Megas Gialós, Possidonia, Fínikas, Gálissas y Kini: la playa de Vari, una localidad pesquera tradicional, queda a lo largo de una abrigada bahía, mientras que Megas Gialós se extiende bajo las coloridas playas del pueblo; Possidonia es hogar de mansiones decoradas y una pintoresca iglesia azul.
A un km de Kiní queda el monasterio Ágia Várvara (Santa Bárbara), fundado en 1900 y que exhibe iconos de la vida de Santa Bárbara y muchos bordados extraordinarios. Tras Ágia Várvara pararemos en una fábrica tradicional de lukumi a ver cómo se fabrica el lukumi, también conocido como delicia turca. Tras disfrutar de unas muestras, volveremos a Ermúpoli.
Al llegar a Ermúpoli bajaremos del autobús y seguiremos a pie. Visitaremos la Santa Catedral de la Dormición de la Virgen para ver La Dormición de la Virgen de El Greco, pintada antes de 1567. Luego caminaremos hasta la Catedral Ortodoxa Griega de la Metamorfosis, la primera institución superior de la Grecia moderna, ahora parte de la Universidad del Egeo. El recorrido continúa hasta la impresionante Catedral Ortodoxa de Ágios Nikólaos y luego a lo alto de la colina, al distrito de Vaporia, «Pequeña Venecia», a regalarse con la vista de las mansiones construidas por los banqueros, comerciantes y navieros de la isla. Luego descenderemos de Vaporia al Teatro Apollon, la primera ópera de Grecia, copia de La Scala de Milán, para seguir hasta el Museo de arte cicládico y el Museo arqueológico, que incluye numerosos tesoros desenterrados en Siros, Paros y Amorgos. Concluiremos este sublime recorrido por Siros en el centro de Ermúpoli, en la plaza Miaouli, donde están el ayuntamiento, interesantes tiendas y cautivadoras cafeterías.

volver arriba