Paseando por Damasco

Interior de Khan Assad Pasha en Damasco (Siria)

Viaje a Siria
6 días / 5 noches
Grupos PROPIOS y REDUCIDOS
SALIDAS desde BARCELONA / MADRID

Ver Itinerario Detallado
Ver Itinerario Resumido

Descripción

Esta escapada le permitirá conocer el riquísimo patrimonio artístico que atesora esta "mágica y eterna" ciudad; descubrir el Damasco greco-romano y el omeya, pero tambien el Damasco selyúcida, mameluco y otomano.

Recorriendo sus museos, su alcazaba, sus murallas y puertas, sus mezquitas, mausoleos, madrasas, maristanes, caravansares y sus magníficas mansiones y palacios quedará cautivado por esta preciosa ciudad.

Tendrá tiempo para "perderse" en sus zocos e impregnarse de sus colores, olores y de su espíritu vitalista; tiempo para degustar un delicioso "chai" (te) o el amargo caté turco, mientras se saborea una pipa "narguile" en uno de sus típicos cafetines; tiempo para comprobar que sin duda el mayor encanto de Damasco reside en la hospitalidad de sus gentes.

Fechas y precios

Servicios incluidos:
Billetes de avión en clase turista de línea regular, tasas aéreas y de combustible, tasas de entrada y salida del país, visado, hotel de 5 estrellas, media pensión, guía de habla castellana, entradas a monumentos y museos según itinerario y seguro de asistencia en viaje.

Servicios NO incluidos:
Bebidas.
Propinas a guias y conductores.
Ningún otro servicio no mencionado como incluido.

Importante:
El pasaporte debe estar en regla con validez mínima de 6 meses y NO podrá tener ningún sello de entrada o salida de ISRAEL.
Este circuito a Siria es exclusivo de Viajes Próximo Oriente y quedará cerrado 30 días antes de la fecha de salida.
De no alcanzarse el número mínimo de personas exigido para la realización del viaje, le será devuelta al cliente la cantidad entregada en concepto de reserva.

FECHAS y PRECIOS por persona en habitación doble Categoría Próximo Oriente


Suplementos:

Reservas no disponibles temporalmente

Itinerario

Día 1 (domingo).- España – Damasco
Presentación en el aeropuerto de origen para salir en vuelo de línea regular con destino Damasco. Llegada a Damasco, trámites de aduana y traslado al hotel.
Después de dejar el equipaje en el hotel daremos un paseo relajado por el casco antiguo para familiarizarnos con la ciudad damascena, recorriendo el zoco Hamadiyé, los alrededores de la Gran Mezquita Omeya, para terminar en un típico restaurante, donde cenaremos.
Regreso al hotel.

Día 2 (lunes).- Damasco – Bosra – Sweyda – Shahba  - Qanawat – Damasco
Desayuno en el hotel y salida hacia Bosra, impresionante ciudad romana. Su majestuoso teatro, de extraordinaria belleza y grandiosidad constituye una de las estampas inolvidables de la Siria romana; protegido por una fortaleza construida por los omeyas y ampliada por Saladino, lo ha preservado milagrosamente durante siglos de saqueos. Su grandioso mercado subterráneo, su gran avenida (cardo máximo), hipódromo, termas, basílicas paleocristiana y bizantina, hamman mameluco… hacen de Bosra una visita obligada.
Almorzaremos en Suweida, donde visitaremos su pequeño pero interesante museo que alberga excelentes mosaicos romanos. Continuaremos hacia Shahba (Philippopolis), pintoresca aldea hoy habitada por drusos, donde visitaremos su templo, teatro, termas y el museo de los Mosaicos, levantado sobre una villa romana, que conserva todos sus mosaicos intactos.
La última parada de la tarde será en Qanawat, ciudad romana fundada en tiempos del emperador Trajano.
Regreso a Damasco.
Cena en el hotel.

Día 3 (martes).- Damasco - Maloula - Crak de los Caballeros – Monasterio de San Jorge – Palmira
Desayuno y salida hacia Maloula, rústica aldea de casas de tono pastel encaramadas en las rocas circundantes que alberga dos prestigiosos monasterios: San Sergio y Santa Techa. Único lugar del mundo donde todavía se habla arameo, la lengua de Cristo.
Después nos dirigiremos hacia el Krac de los Caballeros, impresionante castillo edificado por los caballeros cruzados, considerada la obra de arquitectura militar medieval mejor conservada en todo Oriente Próximo.
Concluida la visita, pero teniendo como telón de fondo esta esplendida fortaleza, recobraremos fuerzas almorzando, para continuar camino hacia el cercano Monasterio Ortodoxo de San Jorge, fundado en el siglo VI.
Tras la visita nos dirigiremos hacia una de las ciudades caravaneras más importante del mundo antiguo, Palmira. La mítica ciudad del desierto sirio, un oasis de palmeras y olivos regado por las aguas del manantial Efqa.        
Llegada a Palmira. Alojamiento y cena en el hotel.

Día 4 (miércoles).- Palmira
Desayuno. Se dedicará el día completo a la visita a las ruinas de Palmira (Tadmor), la ciudad-oais del desierto sirio, cuna de la reina Zenobia que allá por el siglo III osó desafiar al Imperio Romano.
Este yacimiento arqueológico sorprende por su extensión y admirable estado de conservación. La visita es larga y fatigosa,  pero apasionante. A lo largo del día pasearemos tranquilamente por su principal arteria, una larga avenida porticada conocida como “Gran Columnata” que recorre la ciudad de este a oeste, a lo largo de 1.200 m  (los fustes de las columnas aún conservan las ménsulas sobre las que en otros tiempos descansaban los bustos en bronce de los ciudadanos más notables de Palmira, con sus inscripciones originales).
Admiraremos el Arco Triunfal (en forma de cuña), ricamente ornamentado con calabazas, racimos de uva, palmeras y hojas de roble cincelados en la piedra, el Ágora, el Senado, el Patio de los Aranceles, el Teatro y contemplaremos el Tetrapilo, bellísimo monumento en la intersección de las dos arterias principales de Palmira, el Templo de Baal Shamin, el Campamento de Diocleciano…
Al atardecer subiremos a Qalaat Ibn Maan, fortaleza árabe del siglo XVII de escaso interés arquitectónico,  que sobre la cima de un antiguo cono volcánico vigila el oasis. Contemplar desde este lugar las ruinas de Palmira a la luz del crepúsculo es un verdadero espectáculo.
Cena en el hotel.

Día 5 (jueves).- Palmira – Dmeir  - Damasco
Desayuno. Dedicaremos la mañana a completar la visita a éste extenso yacimiento, comenzando por las tumbas nabateas diseminadas en los extremos del oasis. Hay tumbas en forma de torre, otras son impresionantes hipogeos, verdaderos palacios subterráneos decorados con frescos y esculturas de asombrosa belleza.
Continuaremos con el grandioso y espectacular templo de Beel. Es el más importante y mejor conservado de los monumentos de la ciudad. Su construcción se inició en el siglo I de nuestra Era, pero fue objeto de reconstrucciones y ampliaciones hasta finales del siglo II.
Por último nos dirigiremos al museo que acoge los hallazgos arqueológicos de Palmira. Las colecciones de arte funerario y religioso son fascinantes; entre las piezas expuestas se encuentran esculturas de finales del siglo II y del siglo III que adornaban las tumbas de los ciudadanos más acaudalados y nos hablan de la opulencia de su modo de vida; así como colecciones de alfarería y mosaicos hallados en viviendas particulares.
Después del almuerzo saldremos hacia Damasco, haciendo una breve parada en Dmeir para visitar el tempo romano de Zeus.     
Llegada a Damasco. Después de dejar el equipaje en el hotel subiremos al Monte Cassiun para cenar en un selecto restaurante mientras disfrutamos de una espectacular panorámica de  la vieja ciudad.
Alojamiento.    

Día 6 (viernes).- Damasco
Desayuno. Iniciaremos el día recorriendo Suq al-Tawil (Via Recta), arteria principal desde tiempos greco-romanos que con sus tres km de longitud atravesaba la ciudad de Este a Oeste, deteniéndonos en sus lugares más emblemáticos, pues a lo largo de ella se encuentran interesantes mezquitas, pequeños caravansares, fuentes públicas, puertas de la vieja ciudad y un sinfín de indescriptibles callejuelas. Nos llevará barrio cristino, donde visitaremos la Capilla de San Ananias y la ventana de San Pablo. Completaremos el recorrido con una joya de la arquitectura doméstica otomana, Beit Nizam, para terminar almorzando relajadamente en uno de los numerosos restaurantes de la zona.
Por la tarde nos dirigiremos al corazón de la ciudad. Veremos los restos del Templo de Júpiter, la Gran Mezquita Omeya, donde podremos relajarnos contemplando su sala de oración y pasear por su magnifico patio, y por último contemplaremos el sobrio Mausoleo de Saladino.  
Resto de la tarde libre.
Cena en el hotel

Día 7 (sábado).- Damasco
Desayuno. Comenzaremos el día paseando hasta llegar al magnífico Museo Nacional, de visita obligada dada la importancia de sus piezas. Después nos acercaremos a la Tekkiye Suleimaniye, complejo formado por mezquita, khan y madrasa, y mandado construir allá por el siglo XVI por el mismísimo sultán otomano Solimán el magnífico, que está a pocos minutos andando.
Concluidas estas visitas nos dirigiremos al corazón de la viaje ciudad a través del  zoco Hamadiyé para llegar al Maristan Nur ad-Din y al Khan Assad Pasha.
Almorzaremos en alguno bonito restaurante, antigua casa otomana, para visitar después al Palacio Azem.  
Resto de la tarde libre para “perderse” en la vieja urbe, pasear placidamente por sus zocos o ejercer el arte del regateo.
Cena en el hotel.

Día 8 (domingo).- Damasco – España
A primer hora de la madrugada salida hacia el aeropuerto de Damasco para tomar el vuelo con destino a España. Noche a bordo y llegada a España a primera hora de la mañana.                      

FIN DEL VIAJE

volver atrás