Siria Historia y Arte

Monasterio de San Simeón el Estilita (Siria)

Viaje a Siria
15 días / 14 noches
Grupos PROPIOS y REDUCIDOS (de 4 a 10 personas)
SALIDAS desde BARCELONA / MADRID

Ver Itinerario Detallado
Ver Itinerario Resumido

Descripción

Este circuito le permitirá recorrer Siria de Norte a Sur y de Este a Oeste. Desde Alepo, importante enclave de la Ruta de la Seda, con su imponente ciudadela y su cautivador zoco hasta la zona volcánica del Haurán con sus vestigios de épocas nabatea, romana y bizantina. Desde el fértil valle del Éufrates hasta el litoral mediterráneo jalonado de inexpugnables fortalezas erigidas por los Caballeros Cruzados y como no, la gran estepa siria, árida, solitaria y enigmática con su ciudad-oasis Palmira.

Este circuito le permitirá retroceder a los orígenes de la Humanidad y explorar ciudades de la Edad de Bronce (Mari, Ebla, Ugarit…) ciudades fenicias e hititas (Amrit, Ain Dara…), helenísticas y romanas (Apamea, Dura Europos, Bosra...), nabateas (Palmira, Halabiyé), ciudades y monasterios bizantinos (Rusafa, Serguilla, Al-Bara, Qalaat Siman…), medinas omeyas y abasidas (Qasr al-Hayr al-Sarqi, Raqa…), fortalezas imponentes de época de las Cruzadas (Krac de los Caballeros, Safita, Marqaf, Tartus, Arwan, Qalaat Salah al-Din...), populosas y cautivadoras urbes: Damasco, Alepo, Hama, Deir ez Zor... y un largo etcétera.

Fechas y precios

Servicios incluidos:
Billetes de avión en clase turista de línea regular, tasas aéreas y de combustible, tasas de entrada y salida del país, visado, asistencia en el aeropuerto, traslados aeropuerto/hotel y viceversa, transporte en van climatizado, hoteles de 5 estrellas y 4* “con encanto”, media pensión, dos cenas en selectos restaurante damascenos, guía de habla castellana, entradas a monumentos, yacimientos y museos (según itinerario), ferry a la Isla de Arwad (*), maleteros y propinas en hoteles y seguro de asistencia en viaje.

Servicios NO incluidos:
Bebidas.
Propinas a guias y conductores.
Ningún otro servicio no mencionado como incluido.

Importante:
El pasaporte debe estar en regla con validez mínima de 6 meses y NO podrá tener ningún sello de entrada o salida de ISRAEL.
La visita a la Isla de Arwad está sujeta a las condiciones climatológicas (*).
Este circuito a Siria es exclusivo de Viajes Próximo Oriente y quedará cerrado 30 días antes de la fecha de salida.
De no alcanzarse el número mínimo de personas exigido para la realización del viaje, le será devuelta al cliente la cantidad entregada en concepto de reserva.

FECHAS y PRECIOS por persona en habitación doble Categoría Próximo Oriente


Suplementos:

Reservas no disponibles temporalmente

Itinerario

Día 1 (domingo).-  España– Damasco
Presentación en el aeropuerto Madrid-Barajas para salir en vuelo de línea regular con destino Damasco. Llegada a Damasco, trámites de aduana y traslado al hotel. Después de dejar el equipaje en el hotel nos dirigiremos al Monte Cassiun, desde cuya cima se domina toda la ciudad; allí en un selecto restaurante, disfrutando de una maravillosa vista del viejo Damasco se cenará.
Regreso al hotel y alojamiento.

Día 2 (lunes).-  Damasco
Desayuno en el hotel. Dedicaremos el día a conocer los lugares más significativos de ésta fascinante ciudad.
Se comenzará con el Museo Nacional y el complejo de la Tekkiye Sulimaniye (mezquita, khan y madrasa) del siglo XVI, después nos dirigiremos a través del Zoco Hamadiyé, el mercado más importante de la ciudad hasta llegar al Maristan Nur ad-Din, bellísimo hospital del siglo XII.
Tras una pausa para almorzar. Sugerimos para ello una antigua casa otomana transformada hoy en un bonito restaurante continuaremos visitando la Gran Mezquita Omeya  -obra cumbre de la arquitectura omeya- y el pequeño y austero Mausoleo de Saladino, para terminar en el Palacio Azem. Después nos desplazaremos a las afueras de Damasco para visitar la mezquita-mausoleo de Saida Zeinab, la principal mezquita chiita de la ciudad, construida con fondos donados por el gobierno iraní para albergar el mausoleo de una nieta del Profeta. Sus esbeltos alminares, sus bulbosas cúpulas y su llamativa decoración a nadie dejarán indiferente.    
Regreso al hotel y cena en el hotel

Día 3 (martes). – Damasco
Desayuno. Aprovecharemos la mañana para recorrer el Suq al-Tawil (Via Recta), arteria principal en tiempos greco-romanos que con sus tres Km. de longitud atravesaba la ciudad de Este a Oeste. Podremos pasear deteniéndonos en sus lugares más emblemáticos, pues a lo largo de ella se encuentran interesantes mezquitas, pequeños caravansares, fuentes públicas, puertas de la vieja ciudad y un auténtico laberinto de preciosas callejuelas que nos trasladarán a tiempos pasados.
Desviándonos un poquito llegaremos a uno de los albergues caravaneros más bellos e impresionantes de todo Oriente, Khan Assad Pasha. Retomaremos la Vía Recta para dirigirnos al tranquilo Barrio Cristiano donde visitaremos la Capilla de San Ananías y la ventana de San Pablo, para terminar la mañana en Beit Nizam, preciosa casa del siglo XVIII, considerada uno de los ejemplos más bellos de la arquitectura doméstica otomana
Tarde libre.  
Cena en el hotel.

Día 4 (miércoles).-  Damasco –Maaloula - Krac de los Caballeros – Monasterio ortodoxo de San Jorge -  Safita – Tartús
Desayuno y salida a primera hora hacia el Norte para visitar Maloula, rústica aldea de casas de tono pastel encaramadas en las rocas circundantes, que alberga dos monasterios: San Sergio y Santa Techa. Único lugar del mundo donde todavía se habla arameo, la lengua de Cristo.
Continuaremos hacia el Krac de los Caballeros, un impresionante castillo construido por los Caballeros Cruzados a mediados del siglo XII;  la obra de arquitectura militar medieval mejor conservada en todo Oriente Próximo.
Después, teniendo como telón de fondo esta esplendida fortaleza, recobraremos fuerzas almorzando.
Por la tarde nos trasladaremos al cercano Monasterio ortodoxo de San Jorge y desde allí a la población de Safita, donde los Caballeros Templarios construyeron su Castillo Blanco. Finalizada la visita nos dirigiremos hacia la costa, a Tartús, la antigua Tortosa de los Caballeros Cruzados.
Llegada a Tartús, alojamiento y cena en el hotel.    

Día 5 (jueves).-  Tartús -  Amrit – Isla de Arwad (*) - Qalaat Marqab - Latakia
Desayuno. Iniciaremos el día dirigiéndonos al yacimiento de Amrit (a pocos Kms de Tartús), centro religioso fenicio del siglo IV a. C., abandonado dos siglos más tarde, lo que ha permitido que haya llegado hasta nuestros días en perfecto estado; allí visitaremos el templo del dios Melkart, el estadio helenístico y la impresionante necrópolis con sus torres e hipogeos.
Regreso a Tartús para visitar la Catedral-museo de Notre Dame y dar un paseo por el casco antiguo, recorriendo la Ciudadela y la Torre del Homenaje.
Concluido nuestro paseo nos dirigiremos al embarcadero para realizar una pequeña travesía (20 min.) hasta la isla de Arwad (*). Recorreremos sus angostas callejuelas y veremos la pequeña fortaleza de los Cruzados   -último reducto de la Orden que se mantuvo firme hasta 1302; fecha en que se trasladó a Chipre, lo que supuso el punto final de los Cruzados en Oriente-.  En su pequeño puerto pesquero podremos degustar un fresco y delicioso “pescadito”.
Por la tarde saldremos hacia el Castillo de Marqab, el más importante de la costa, que poco tiene que envidiar al Krac de los Caballeros. Concluida la visita nos dirigiremos a Latakia, la ciudad portuaria más importante de Sira.
Llegada a Latakia.  Alojamiento y cena en el  hotel.

Día 6 (viernes).- Latakia – Ugarit -  Qalaat Salah al-Din - Slunfeh - Ebla – Alepo
Desayuno y salida hacia Ugarit (Ras Shamra), importante enclave marítimo y comercial fenicio durante los siglos XV al XVIII a. C. construido en piedra, lo que nos permite apreciar hoy con todo lujo de detalles su gran Puerta, su Palacio Real, sus templos y tumbas.
Concluida la visita nos dirigiremos hacia Este. A través de un precioso paisaje repleto de vegetación llegaremos a Qalaat Salah al-Din (Castillo de Soana), impresionante fortaleza construida por los Caballeros Cruzados en el siglo XII. Continuaremos camino hacia Slunfer, población turística de alta montaña donde se podrá disfrutar de una magnífica vista y se almorzará.
Por la tarde nos desplazaremos a Ebla (Tell Mardikh), interesante yacimiento arqueológico de la Edad de Bronce, considerado junto con Ugarit (Ras Shamra) y Mari (Tell Hariri) los más importantes de Siria. La cautivadora ubicación y los hallazgos arqueológicos que podremos ver “in situ” nos harán retroceder milenios.
Concluida la visita saldremos hacia Alepo.
Llegada a Alepo, la segunda ciudad más importante de Siria. Alojamiento y cena en el hotel.    

Día 7 (sabado).-   Alepo
Desayuno. A lo largo del día recorreremos los lugares más importantes de Alepo (Halab), la ciudad blanca, eterna rival de Damasco, púes ambas se disputan el prestigio de ser el asentamiento habitado más antiguo del mundo. Por la mañana vitaremos la Ciudadela, obra maestra de la arquitectura militar islámica (ss. XI al XVI), la Gran Mezquita (siglos XII y XIII) y el khan al-Wazir (s. XVII), ejemplo típico de caravansar otomano.
Haremos una pausa para almorzar, y para ello la tranquilidad del Barrio Armenio constituye el mejor lugar.
Por la tarde visitaremos la Madraza al-Firdaws, obra ayubí del siglo XIII, cuya sala de oración está considerada la más bella de Alepo. Después a través de Bad Qinnasrin, la puerta medieval más bonita de la ciudad, llegaremos al Bimaristan Arghun, el único hospital psiquiátrico de tiempos mamelucos (s. XIV) que ha llegado a nuestros días, para finalmente perdernos en el Zoco,  forjado en su mayor parte gracias a la Ruta de la Seda; sus abigarradas tiendas y sus estrechas calles abovedadas que ocupan una extensión de diez Km. lo convierten en uno de bazares más atractivos y, sin embargo, menos conocido en nuestros días, de todo Oriente Próximo.
Cena en el hotel.

Día 8 (domingo).-   Alepo – San Simeón el Estilita – Ain Dara – Alepo
Desayuno. A primera hora de la mañana saldremos, dirección NO, para visitar Qala’at Sim’an y Aín Dara, lo que nos permitirá tomar contacto con un paisaje desolador, estremecedor pero bellísimo, salpicado aquí y allá por alguna que otra  “ciudad muerta” del  Macizo Calcáreo.
La primera parada será en el Monasterio de San Simeón el Estilita (Qala’at Sim’an) siglo V, cuyo excelente estado de conservación, belleza y grandiosidad lo convierten en el conjunto arqueológico más importante de Siria. A pocos kms. se haya el yacimiento de Tell Ain Dara con su templo neo-hitita del siglo IX a. C. Concluidas las visitas regresaremos a Alepo para almorzar.
Tarde libre para poder “perderse” en el zoco impregnándose de sus olores y dejarse seducir por su espíritu vitalista o tomar un relajante baño turco en un típico hammam o degustar una cerveza helada en el vetusto Hotel Barón…    
Cena y alojamiento en el hotel.

Día 9 (lunes).-   Alepo –  Apamea -  Ma’arrat an Numan – Al Bara – Serguilla – Alepo
Desayuno y salida hacia el Sur por la autopista para llegar a primera hora de la mañana a la ciudad greco-romana de Apamea, cuyo legado arqueológico es uno de los más importantes de Oriente Próximo; su elemento más llamativo es la columnata del cardo maximus, arteria principal de dos Km. de longitud, sin embargo, también son dignos de ver sus seis Km. de muralla bizantina, las ruinas del ágora, del templo de Zeus Belos, la fachada del templo de la diosa Tyche, (Fortuna), la impresionante columna votiva, las termas y la puerta septentrional.  No olvidaremos su interesante museo, ubicado en un caravansar otomano.
Después nos dirigiremos al museo de Ma’arrat an-Numan, que guarda una excelente colección de mosaicos romano-bizantinos procedentes de las numerosas “ciudades muertas” de la región.
Tras el almuerzo (en ruta) dedicaremos la tarde a visitar algunas de las  “ciudades muertas”;   fascinantes ciudades de época romano-bizantina que salpican el paisaje del Norte de Siria. Al-Bara  nos impresionará con sus enormes mausoleos rematados en forma piramidal, perdidos y ocultos entre la vegetación. Serguilla es uno de los yacimientos arqueológicos más fascinantes de la Siria Bizantina. Recorreremos sus dos barrios: romano y bizantino, donde el sistema constructivo y el estado de conservación de sus numerosos edificios nos sorprenderán gratamente. Veremos su necrópolis, sus magnificas mansiones dotadas de almazaras, su iglesia parroquial, sus termas, la hospedería, su lonja, etc. a la mejor hora del día, al atardecer.
Concluida la visita regresaremos a Alepo.
Cena en el hotel

Día 10 (martes).-   Alepo – Rusafa -  Raqqa – Qalaat Halabiyé – Deir ez Zor
Desayuno y salida a primerísima hora de la mañana hacia el Este, hacia el gran río, el Éufrates. A lo largo del día contemplaremos hermosos y contrastados paisajes: la árida estepa, solitaria y enigmática, y el fértil valle, colorista y bullicioso, con sus pequeñas casitas de adobe orgullosas de sus antenas parabólicas.
La primera parada será en Rusafa, ciudad-fortaleza de época bizantina situada en plena estepa siria. El espectáculo fascinante de esta ciudad olvidada, barrida por los vientos del desierto, defendida por un fuerte recinto amurallado en excelente estado de conservación, en cuyo interior se guardan importantes monumentos religiosos y civiles, certifica la grandeza del Imperio Bizantino.
Después nos desplazaremos a Raqqa, importante nudo comercial y de comunicaciones, situado en la orilla izquierda del valle medio del Éufrates. Viendo su casco histórico, hoy sumido en el deterioro, cuesta imaginar el esplendor del que gozó bajo omeyas y abatidas; recorreremos el Palacio de las Doncella (Qasr al Banat), su gran mezquita, sus murallas y torres y su hermosa Puerta de Bagdad.
Concluida nuestra visita seguiremos el curso del Éufrates hasta llegar a la fortaleza de Halabiyé, que se elevan sobre el río en la falda de una colina poco pronunciada y alberga las ruinas bien conservadas de su muralla y varias fortificaciones. El conjunto resulta impresionante y desolador al mismo tiempo, sobre todo a la hora del ocaso, cuando las sombras se proyectan sobre el lugar.
Continuaremos hacia Deir ez-Zor, el único núcleo de población importante de todo el Este de Siria.  Apartado de la capital y de los centros neurálgicos del país es, sin embargo, centro de una amplia región en pleno desarrollo, lo que le  confiere importancia y aires de grandeza. Se enorgullece de sus puentes sobre el Éufrates, hoy de caudal sereno; uno de ellos es peatonal y lo atravesaremos, lo que nos dará la verdadera magnitud de este gran río, cuna de la Humanidad.
Alojamiento y cena en el hotel.

Día 11 (miércoles).- Deir ez Zor – Dura Europos – Mari – Qasr al Hayr al Sarqi – Palmira
Desayuno y salida a primerísima hora de la mañana hacia el Sur. Siguiendo el curso del gran río llegaremos a Dura Europos, una ciudad fronteriza romana levantada sobre una cornisa rocosa, que antaño dominaba un paso del Éufrates que fluye 90 m más abajo, para después encaminarnos a Mari (Tell Hariri), interesante enclave arqueológico situado en la frontera sirio-iraquí donde podremos ver, entre otros hallazgos, una de las mejores joyas que la Antigua Mesopotamia nos ha legado, su Palacio Real.
Después del almuerzo abandonaremos el valle del Éufrates y nos adentraremos en el desierto sirio. Visitaremos Qasr al-Hayr al-Sarqi, una espléndida medina omeya fundada por el califa Hisham I en el 728, en plena estepa entre Palmira y el Éufrates.
Salida hacia Palmira, la bellísima ciudad-oasis, cuna de la reina Zenobia.
Alojamiento y cena en el hotel.
    
Día 12 (jueves).- Palmira
Desayuno. Dedicaremos el día completo a recorrer este extenso y admirable yacimiento arqueológico. Su visita es larga y fatigosa, pero apasionante.
Pasearemos por su principal arteria, una larga avenida porticada conocida como ”Gran Columnata” que recorre la ciudad de E a O a lo largo de 1.200 m.  Admiraremos el Arco Triunfal, el Ágora, el Senado, el Patio de los Aranceles, el Teatro, contemplaremos el Tetrapilo (bellísimo monumento en la intersección de las dos arterias principales de Palmira), el Campamento de Diocleciano, el Templo de Baal Shamin y el grandioso y espectacular Templo de Beel. Es el más importante y el mejor conservado de los monumentos de la ciudad. Terminaremos en el museo, que acoge los hallazgos arqueológicos de Palmira.
Al atardecer subiremos a Qalaat Ibn Maan, fortaleza árabe del siglo XVII,  que sobre la cima de un antiguo cono volcánico vigila el oasis. Carece de interés arquitectónico, sin embargo contemplar desde éste lugar las majestuosas las ruinas de esta mítica ciudad a la hora del crepúsculo es un verdadero espectáculo.
Regreso al hotel.  Cena en el hotel.

Día 13 (viernes).- Palmira – Hama – Homs – Damasco
Desayuno. Comenzaremos la mañana visitando las tumbas nabateas diseminadas en los extremos del oasis. Unas son altísimas torres, y otras impresionantes hipogeos, verdaderos palacios subterráneos decorados con frescos y esculturas de asombrosa belleza.
Concluida la visita nos dirigiremos hacia la ciudad de Hama, bañada por el río Orontes, famosa por sus gigantescas norias. Allí a orillas del río, escuchando el canto de sus vetustas norias, almorzaremos. Tras el almuerzo visitaremos el bellísimo Palacio Azem (Beit el-Azem), antigua residencia de los gobernadores otomanos, recientemente restaurado, cuyas deslumbrantes estancias y bellísimos patios son dignos de las mayores alabanzas; las norias de épocas mameluca y otomana y el bonito alminar de caliza y basalto de la pequeña mezquita ayubí de an-Nuri, del siglo XII.
Continuaremos camino hacia Homs, donde haremos una breve parada para admirar los frescos bizantinos que conserva la Iglesia ortodoxa de San Elian.
Llegada a Damasco.    
Alojamiento y cena en el hotel.

Día 14 (sábado).- Damasco – Bosra – Sweida – Shahba – Qanawat – Damasco
Desayuno. Dedicaremos el día a recorrer el SO de Siria, la zona volcánica del Haurán que ofrece abundantes e importantes vestigios de épocas nabatea, romana y bizantina: Bosra, el principal de todos ellos ocupa el centro de una fértil llanura. El mejor testimonio de su pasado glorioso es, sin duda, su espléndido y grandioso teatro, del finales del siglo II d. C., el más completo y mejor conservado del mundo romano, gracias a la fortaleza iniciada por los Omeya y completada por Saladino en el siglo XIII para hacer frente a los ataque de los Cruzados.  Recorreremos el “cardo máximus”, arteria principal de la ciudad, las termas, el grandioso mercado subterráneo, el hipódromo, el ninfeo o fuente pública, la cisterna, el arco nabateo, las basílicas paleocristiana y bizantina, el hamman mameluco…
Almorzaremos en Suweida, donde visitaremos su museo, que guarda una colección de esculturas de diferentes épocas (nabatea, romana y bizantina) y mosaicos romanos procedentes de Shahba, de extraordinaria fuerza expresiva.
Por la tarde nos dirigiremos a Shahba (Philippopolis), hoy pintoresca aldea habitada por drusos, pero en otro tiempo la ciudad natal del emperador romano Filipo el Árabe (244-249) que quiso engalanarla; y así se levantaron en piedra basáltica magníficos edificios: termas, templos, teatro y preciosas villas; sobre una de ellas se halla el museo de la ciudad, que alberga una notabilísima colección de mosaicos “in situ” intactos. La última parada será en Qanawat, ciudad romana fundada en tiempos del emperador Trajano.
Regreso a Damasco. Cena en el hotel.

Día 15 (domingo).- Damasco – España
A primera hora de la madrugada salida hacia el aeropuerto de Damasco para tomar el vuelo con destino a España.

FIN DEL VIAJE

volver atrás