Licios, Griegos y Romanos

Foto de Tumbas Reales en Kaunos, costa Licia (Turquía)

Viaje a TURQUÍA
15 días / 14 noches
Salidas desde BARCELONA / MADRID
CIRCUITO EXCLUSIVO
Grupos REDUCIDOS (de 4 a 10 personas)

Ver Itinerario Detallado
Ver Itinerario Resumido

Descripción

Este circuito a Turquía nos permitirá recorrer su espectacular litoral mediterráneo, desde Antalya hasta Estambul. Tierras que rezuman historia y arte por doquier. Visitaremos los principales sitios arqueológicos que se encuentran en esta costa, centrándonos en las civilizaciones licia, helenística y romana. Visitaremos:

  • Las importantes ciudades greco-romanas de Side, Perge y Aspendos, poseedora ésta del teatro mejor conservado del mundo.
  • La inexpugnable ciudad de Termesos, la única que resistió a Alejandro Magno en su odisea asiática.
  • Phaselis, ciudad fundada por los rodios, refugio de piratas hasta su anexión por Roma (s. I).
  • La encantadora Myra (Demre), famosa por sus tumbas licias y su obispo Nicolás (Santa Claus) nacido en la cercana ciudad de Patara.
  • Embarcaremos hacia la antigua Simena, semisumergida localidad licia ubicada en la bahía de Kokoba, famosa por sus sarcófagos en el mar.
  • Xantos, capital de la Federación Licia, cuyos habitantes prefirieron inmolarse antes de rendirse a persas o romanos.
  • La agreste Pinara, inexcavada y fascinante ciudad licia, sueño de arqueólogos.
  • Fethiye (Telmessos) famosa por la monumental Tumba del rey Amynthas, una de las mas espectaculares tumbas reales licias.
  • Navegaremos por el canal natural que une Dalyan con Kaunos, para admirar las impresionantes tumbas reales con forma de "templo clásico" de la civilización licia.
  • La encantadora Bodrum, en la que podremos visitar el Castillo de San Pedro, último baluarte en Turquía de los Caballeros Hospitalarios.
  • La fascinante acrópolis de Pérgamo (ss. III y II a. C)
  • La bella y famosa ciudad de Efeso, auténtico museo al aire libre.
  • La poco conocida, pero no por ello menos importante, ciudad de Priene.
  • La ciudad de Mileto, patria de matemáticos, historiadores y filósofos.
  • El Santuario de Apolo en Didyma, sede del Oráculo.
  • La ciudad romana de Hierápolis, que alberga una de las mejores necrópolis del mundo clásico por la gran variedad de tumbas y túmulos.
  • La famosa, turística e insólita Pammukkale, en turco "castillo de algodón".
  • Afrodisias, ciudad dedicada a la diosa del amor (Afrodita).
  • Troya, escenario de la guerra narrada en la Iliada por Homero, fué considerada durante siglos mera leyenda.

Fechas y precios

Servicios incluidos:
Vuelos locales e internacionales en clase turista de línea regular, tasas aéreas y de combustible, traslado aeropuerto/hotel y viceversa, hoteles de 4/5 estrellas, media pensión durante el recorrido asiático y alojamiento y desayuno en Estambul, guía local de habla castellana, entradas a monumentos, museos y sitios arqueológicos según itinerario y seguro de asistencia en viaje.

Servicios NO incluidos:
Bebidas.
Propinas a guías y conductores.
Ningún otro servicio no mencionado como incluido.

Importante:
El pasaporte debe estar en regla con validez mínima de 6 meses.
Este circuito a Turquía es exclusivo de Viajes Próximo Oriente y quedará cerrado 30 días antes de la fecha de salida.
De no alcanzarse el número mínimo de personas exigido para la realización del viaje, le será devuelta al cliente la cantidad entregada en concepto de reserva.

 

FECHAS y PRECIOS por persona en habitación doble Categoría Próximo Oriente.


Suplementos:

Habitación Individual 572 €

Opcional:

Seguro de Cancelación (Límite 3.000 €) 60 €

Itinerario

Día 1 (sábado).- España – Antalya
Presentación en el aeropuerto de origen para salir en vuelo de línea regular con destino a Antalya. Llegada al aeropuerto de Atatur en Estambul, donde el cliente después de gestionar su visado tomará el vuelo con destino Antalya.
Llegada a Antalya. Asistencia en el aeropuerto y traslado al hotel.
Alojamiento y cena en el hotel.

Día 2 (domingo).-  Antalya
Desayuno.  Dedicaremos el día completo a la ciudad de Antalya,
Comenzaremos el día visitando el interesante Museo Arqueológico, uno de los mejores de Turquía y la muralla romana que en otro tiempo rodeaba la ciudad. Atravesando las callejuelas de la vieja ciudad llegaremos a la Puerta de Adriano, a la Torre del Reloj en otro tiempo integrada en la muralla, al Minarete Estriado (Yivli Minare) erigido por los turcos selyúcidas en el siglo XIII, considerado el símbolo de la ciudad, a la gran torre circular llamada Hídírlík Kulesi y a la Madraza de Karatay construida en el siglo XIII y uno de los mejores ejemplos de arte selyúcida que se halla en el pintoresco barrio de Kaleiçi. A través del Zoco llegaremos al pequeño y encantador puerto, que en otro tiempo sirvió de base a los Caballeros Cruzados; allí en un agradable marco se almorzará.
Tarde libre.
Alojamiento y cena en el hotel.

Día 3 (lunes).- Antalya –  Perge –  Side – Aspendos – Antalya
Desayuno.  A primera hora de la mañana tomaremos la autopista que se dirige al Este para acceder a los tres yacimientos que se visitarán a lo largo del día. El primero será Perge, antigua ciudad greco-romana, donde visitaremos sus puertas, su impresionante estadio y su teatro, cuya escena aún conserva relieves que narran la Historia del dios Dionisos.
Concluida la visita partiremos hacia Side, antiguo puerto helenístico, donde conviven pasado y presente, pues junto a las ruinas los lugareños han edificados sus casas y comercios. Contemplaremos los templos de Apolo y Atenea, el ágora, la necrópolis, su magnífico teatro y sus restaurados baños romanos, hoy sede del museo que custodia una de las mejores colecciones arqueológicas de Turquía. Aquí, en el paseo marítimo que da acceso al Templo de Apolo almorzaremos disfrutando de una maravillosa vista al mar.
Por la tarde retomaremos la carretera para dirigirnos a Aspendos, cuyo teatro es probablemente el mejor conservado en toda Asia Menor.
Terminada la visita regresaremos a Antalya.
Alojamiento y cena en el hotel.

Día 4 (martes).- Antalya –  Termesos – Phaselis – Antalya
Desayuno. A primera hora de la mañana nos dirigiremos hacia el interior en el interior, para visitar la impresionante ciudad de Termesos. Esta antigua ciudad perdida entre las montañas nos fascinará. Sus monumentos aún sin excavar, semiocultos por la vegetación yacen diseminados por la ladera. Según ascendemos iremos descubriendo los restos de sus murallas, del propileo de Adriano, del gimnasio y baños, de los templos de Zeus y Artemisa, su ágora, cisternas, bolouterion, su impresionante teatro desde el que podremos casi tocar el cielo y un largo etcétera. Sobre todo nos sorprenderá su inmensa necrópolis. Escondidos entre una densa vegetación mediterránea se hallan impresionantes sarcófagos (siglos I al III), algunos muy elaborados como la Tumba del León y otros de gran simplicidad y belleza, e incluso tumbas excavadas en la propia roca, como la Tumba de Alcetas.
Finalizada la visita regresaremos a la entrada del parque nacional donde almorzaremos.
Por la tarde, descenderemos hasta la costa. A 40 Km al Sur de Antaya, en una pequeña península se hallan las ruinas de época romana de la antigua ciudad portuaria de Phaselis, que se extiende a los pies de Tahtah Dagi, cerca de un promontorio que, adentrándose en el mar, forma tres ensenadas utilizadas en otro tiempo como puertos, nido de piratas hasta su anexión por Roma. El yacimiento aún conserva la belleza natural del lugar. Entre un bosque de coníferas que llega hasta el mar se hallan esparcidos los restos arqueológicos que visitaremos. Nos impactará su acueducto romano entre pinos y junto a la playa. Desde el puerto central accederemos a la avenida principal, paseando llegaremos a las termas y al gimnasio, al ágora de Adriano, a la basílica bizantina, al teatro romano… y finalmente al puerto sur.
Concluida la visita regresaremos a Antalya.
Cena en el hotel.

Día 5 (miércoles).-  Antalya –  Myra (Demre) – Simena (Kale)  – Kaç
Desayuno y salida a primera hora de la mañana hacia la ciudad de Demre, situada a dos kilómetros de la antigua Myra (s. V a. C.), una de las poblaciones con más peso en la confederación licia. La mayor parte de la ciudad aún permanece enterrada, sin embargo su necrópolis licia y su teatro romano constituyen uno de los lugares más visitados y bellos de Licia.
Visitaremos sus espectaculares tumbas esculpidas en las paredes rocosas que reproducen frontispicios de templos y viviendas, decoradas algunas con espléndidos relieves. Esta necrópolis rupestre del siglo V a. C. que trepa por el escarpado monte sirve de telón de fondo al teatro romano, obra del siglo II, famoso por los relieves de mascaras que antaño decoraban su escenario.
Continuaremos hacia Demre. Allí es visita obligada la Iglesia de San Nicolás (Santa Claus) fundada en el siglo IV y ampliada y restaurada en múltiples ocasiones. Objeto de peregrinación durante siglos.
Después saldremos hacia la costa para tomar una pequeña embarcación que nos llevará a Kale, la antigua Simena. La travesía no dura más de quince minutos, pero es ciertamente agradable por la belleza y encanto del lugar. A través de una costa de aguas azul turquesa iremos descubriendo la parte sumergida de la antigua Simena hasta llegar a Kale, un pueblecito ubicado en la pequeña bahía de Kekova, que constituye uno de los puntos más atractivos de la costa turca, donde almorzaremos en un uno de sus restaurantes, mientras disfrutamos de un maravilloso paisaje.
Por la tarde iniciaremos la visita de lugar. La antigua Simena de origen licio, cuya historia se remonta al siglo IV a. C., hoy semisumergida, cautiva por sus enormes sarcófagos “silados” emergiendo de unas aguas cristalinas, sus tumbas sarcófago esparcidas por la ladera de la montaña y en la cima de la colina, en lo que antaño fue la acrópolis, las ruinas medievales del castillo de los Caballeros de San Juan que alberga un teatro romano tallado en la roca; el más pequeño de toda Licia.
Finalmente nos dirigiremos a Kaç (antigua Antiphellos), hoy un turístico pueblo balneario, donde después de dejar el equipaje en el hotel, dispondremos de tiempo libre para pasear por sus típicas calles llenas de tiendas y de alguna que otra tumba licia que da testimonio de la antigüedad del lugar. Si aún tiene ganas de andar podrá buscar los restos helenísticos y sus tumbas rupestres en la ladera de su montaña.
Alojamiento y cena en el hotel.

Día 6 (jueves).- Kaç – Xanthos  – Pinara  – Garganta de Saklikent –  Fethiye  
Desayuno y salida a primerísimo hora de la mañana hacia Xanthos, uno de los lugares arqueológicos más importantes de Turquía, antigua capital de la Federación Licia, donde las sepulturas y monumentos funerarios lejos de trepar por los farallones han quedado englobadas en la ciudad romana.
Iniciaremos la visita a Xanthos   recorriendo primero los pies de la colina. Traspasada la Puerta de la ciudad construida por Antioco III, entre los años 197 y 190 a. C. , se llega a los restos del muro poligonal que sostenía la acrópolis licia en cuyo interior se hallan vestigios de casas y del palacio, desde donde podremos disfrutar de la vista esplendida del valle del río Xanthos.  
Junto al teatro y ágora de época romana se hallan tumbas-columna (“tumbas-pilar”) como la tumba de las Arpias (s. IV a. C.) con espléndidos relieves en mármol y otros monumentos funerarios licios de gran belleza.
Continuaremos explorando los vestigios de la ciudad romana: calzadas, templos, ninfeo y sus iglesia bizantinas (alguna aún conservan sus mosaicos). Después ascenderemos la colina, descubriendo impresionantes tumbas: tumbas-sarcófago, como la tumba de los Bailarines y la tumba del León (s. VI a. C.), y otras talladas en la roca imitando las fachadas de casas licias con sus vigas y techos de tronco de árboles, son las “tumbas casa”. Sus puertas de piedra deslizante que antaño las cerraban han desaparecido, lo que nos permitirá acceder a su interior y ver los lechos tallados en la roca. Proseguiremos hasta llegar a las ruinas del  monasterio bizantino, casi en la cima.
Concluida la visita saldremos hacia Pinara, cuyas ruinas nunca han sido excavadas, a pesar ser una de las urbes más desarrolladas de la antigua Licia. Lo primero que nos impactará en Pinara es una escarpada pared rocosa que bloquea el horizonte y domina el yacimiento. Fue el lugar elegido por sus primeros habitantes para depositar a sus muertos en aperturas rectangulares talladas, son sus tumbas “columbario” o tumbas “colmena”. Aquí, en Pinara, rodeadas de un grandioso escenario montañoso descubriremos una gran variedad de tumbas; unas excavadas en la roca imitando casas, como la Tumba Real, única por la decoración de sus relieves; otras son grandes sarcófagos con su típica tapa “gótica” decorada con relieves.    
Después nos dirigiremos a la Garganta de Saklikent; una profunda y estrecha garganta natural excavada por la aguas en la roca caliza. Allí, en uno de los restaurantes que hay junto al río, en un marco de incuestionable belleza almorzaremos.
Por la tarde saldremos hacia Fethiye, la mayor población actual de la costa licia, cuyo núcleo urbano ha crecido sobre el emplazamiento de la antigua Telmesos, a orilla de una resguardada bahía. Su necrópolis rupestre, en los acantilados de las afueras, constituye su principal atractivo donde veremos esplendidas tumbas-templo, entre ellas la Tumba de Amintas. La visitaremos al atardecer cuando los rayos inciden directamente sobre sus fachadas.
Finalizada la visita nos dirigiremos al hotel.
Alojamiento y cena en el hotel.

Día 7 (viernes).-  Fethiye - Kaunos – Bodrum
Desayuno y salida hacia Dalyan, una pequeña y bella ciudad a orillas del lago del mismo nombre, unida al mar Mediterráneo por un canal natural. Allí tomaremos una lancha y recorriendo el canal nos dirigiremos a Kaunos. un interesante yacimiento arqueológico de época romana. Pero mucho más interesante que la visita a Kaunos es lo que veremos mientras navegamos por el canal: las maravillosas tumbas “templo” excavadas en los acantilados rocosos.  Son las más espectaculares de toda Licia.
Ya en Kaunos, yacimiento arqueológico de época  romana, recorreremos su ninfeo, ágora, stoa, teatro, termas, palestra, etc.
Finalizada la visita tomaremos nuevamente la lancha-motora para regresar a Dalyan. Allí, en uno de los restaurantes situados junto al canal podremos almorzar.  
Por la tarde nos dirigiremos hacia Bodrum.
Llegada a Bodrum. Alojamiento y cena.
    
Día 8 (sábado).-  Bodrum – Milas - Euromos -  Pamukkale
Desayuno. Iniciaremos la visita a Bodrum, la antigua Halicarnaso, convertida hoy en una bonita ciudad y en uno de los principales puertos turísticos del Mediterráneo Oriental.
El principal atractivo para nosotros radica en el Castillo de San Pedro (siglo XV), que protegía la entrada a la bahía, sede los Caballeros de la Orden de San Juan, en cuya construcción se emplearon materiales del famoso mausoleo cercano. Alberga en su interior el Museo de Arqueología Submarina, considerado por algunos expertos el mejor de su género, que obviamente visitaremos.     Concluida la visita nos dirigiremos al puerto para recorrer relajadamente su paseo marítimo.
Tras el almuerzo emprenderemos camino hacia el interior. A 60 Km está la ciudad de Milas, la antigua Milasa, donde visitaremos el bonito Mausoleo de Gümüskesen (siglo I d. C.), replica en pequeño tamaño del Mausoleo de Halicarnaso (una de las Siete Maravillas del Mundo).
Proseguiremos camino. A 12 Km. de Milas, rodeado de montes y en un paisaje precioso, entre olivos, se hallan las ruinas de la antigua Euromos, cuyo Templo de Zeus (siglo II d. C.), parcialmente en pie, sin duda nos cautivará.
Concluidas nuestras visitas continuaremos hacia Pamukkale donde se encuentra la antigua ciudad greco-romana de Hierápolis.
Llegada a Pamukkale. Alojamiento y cena en el hotel.

Día 9 (domingo).-  Pamukkale
Desayuno. Dedicaremos el día completo a visitar con calma el Parque natural de Pamukkale.    
A la belleza de las blancas cascadas de travertino denominadas “Castillo de algodón” (Pamukkale), se une las ruinas de la antigua ciudad greco-romana de Hierápolis, restauradas recientemente por una misión arqueológica italiana. Iniciaremos la visita recorriendo, a primera hora de la mañana, la gran necrópolis, una de las mejores del mundo clásico que con sus 1.200 tumbas (túmulos, sarcófagos y panteones) pertenecientes a los periodos helenísticos, romano y cristiano primitivo, constituye la más grande de Anatolia. Caminaremos junto a la gran Basílica cristiana del siglo IV, hasta llegar al Arco de Domiciano (siglo I) por el que se accede a la Calle con columnas que conduce a la Puerta Norte de la muralla bizantina de la ciudad. Atravesaremos Hierápolis contemplando sus ruinas, en otro tiempo magníficos edificios. Podremos ver las terrazas de travertino, las Termas del siglo II (convertidas hoy en museo), el Teatro (excelentemente conservado), los baños termales, ubicados en la altiplanicie, que contienen la antigua piscina sagrada con agua que brota desde el fondo a 35º C,  y por último, dando un largo paseo, llegaremos al lugar del martirio del apóstol Felipe, un santuario construido en el siglo V para albergar la tumba del santo.
Alojamiento y cena en Pamukkale.

Día 10 (lunes).-  Pamukkale – Afrodisias – Kusadasi
Desayuno y salida a primera hora de la mañana hacia Afrodisias, una de las ciudades con más encanto de la antigüedad, que debe su nombre a estar consagrada al culto de Afrodita, diosa griega del amor.  
En Afrodisias recorreremos el yacimiento que sin duda nos cautivará gracias al buen estado de conservación de sus monumentos y a su magnífico  Museo que visitaremos.
Iniciaremos la visita contemplando uno de los monumentos más originales y bonitos de Turquía, el tetrapilon, de increíble belleza, reconocido como una de las obras maestras del arte de la época, restaurado con todo primor y que constituye una de las joyas de Afrodisias. Continuaremos con el Estadio, de dimensiones extraordinarias y una de las construcciones de su tipo mejor conservadas; el Templo de Afrodita, convertido en iglesia en la época bizantina; el pequeño y bien conservado Odeón, el Teatro, en cuya construcción se empleo mármol como único material; las Termas de Adriano; el Ágora meridional, el Sebasteion, santuario dedicado al culto del emperador Cesar Augusto, y esculturas y sarcófagos que se alzan por todas partes, obras realizadas en la famosa Escuela de Afrodisias que llegaron a exportarse a la mismísima Roma y a todo el Norte de África.
Especial atención dedicaremos al magnífico Museo que recoge hallazgos procedentes de las excavaciones de Afrodisias realizadas a partir de 1961. Exhibe esculturas, estatuas y bajorrelieves desde la época arcaica hasta la bizantina, y  sarcófagos de mármol bellamente decorados con guirnaldas y máscaras, tallados en la “Escuela de Afrodisias”.
Tras el almuerzo, ya por la tarde saldremos hacia la pequeña ciudad portuaria de Kusadasi.
Llegada a Kusadasi, resto de la tarde libre.
Alojamiento y cena en el hotel.

Día 11 (martes).-  Kusadasi – Priene – Mileto – Dídyma – Kusadasi
Desayuno y salida hacia la llanura que forma el río Meandros, cerca del golfo de Latmos, para visitar la antigua ciudad de Priene.
Priene es probablemente la menos conocida de los tres lugares que visitaremos a lo largo del día y sin embargo, nos sorprenderá por su ubicación, una serie de terrazas salpicadas de pinos sobre la ladera sur del Samsun Dagi, un imponente y sobrecogedor pico rocoso que le sirve de telón; por su poderoso cinturón amurallado obra del siglo IV a. C. y por el estado de conservación de alguno de sus monumentos, como el Bouleuterion, pequeño edificio cuadrangular dotado de gradas en tres de sus lados donde tenían lugar la reuniones del Consejo de la ciudad, que es uno de los mejores conservados de la antigüedad, su Teatro con la orquesta en forma de herradura, el Templo de Atenea Polias, el santuario más importante de la ciudad, del que aún podemos admirar una parte de la  impresionante columnata jónica.
Después, atravesando campos de algodón y el famoso río Meandros llegaremos a la cercana Mileto, una de las ciudades más famosas de la antigüedad; tierra de matemáticos, historiadores, filósofos y arquitectos. Sin embargo, pocos indicios nos ha legado su largo y esplendoroso pasado: el Teatro, el Pórtico jónico, el Ninfeo, las Termas de Faustina, … Sus ruinas forman una yuxtaposición bastante confusa de restos de diferentes épocas, esparcidas y semiocultas por la vegetación y el agua.
Concluida la visita nos dirigiremos a Didim (Didyma), a pocos kilómetros de distancia, para hacer un alto en el camino. Allí podremos degustar un buen “pescadito”, teniendo como telón de fondo las magníficas ruinas del Santuario de Apolo.
Por la tarde visitaremos el Santuario de Apolo en Didyma,  notable en su época por su oráculo (casi tan importante como el de Delfos, en Grecia), su colosal arquitectura y sus valiosos relieves. Podremos ver la cabeza de Medusa, fragmento de un arquitrabe de época romana y hoy emblema de la ciudad, contemplar sus relieves de mármol y pasear entre los restos de los gigantescos fustes que en otro tiempo formaron un auténtico bosque de columnas jónicas.
Regreso a Kusadasi.  Cena en el hotel.

Día 12 (miércoles).-  Kusadasi – Efeso – Izmir (Esmirna)
Desayuno y salida hacia Efeso, a escasos kilómetros de distancia de Kusadasi. Destinaremos todo el día a visitar Efeso y la pequeña ciudad de Selçuk (la moderna Efeso), a tres kilómetros del yacimiento arqueológico, donde se halla el Artemision, el Museo  y monumentos bizantinos y selyúcidas dignos de  ser visitados.
Toda la mañana la dedicaremos a recorrer relajadamente la espléndida ciudad greco-romana de Efeso, una de las ciudades más antiguas de la costa jónica y mejor conservadas del Mediterráneo. Gigantesco museo al aire libre, por sus impresionantes monumentos, especialmente bien corservados, objeto de cuidadosas restauraciones.
Accederemos al yacimiento por la entrada superior. Nos impactará el Agora Estatal  –en otro tiempo centro administrativo de la ciudad-  junto a la que se hallan los principales edificios públicos: las Termas de Verino, el Odeón, el Pritaneo, la Basílica… Descenderemos por la Vía de los Curetos, una de las principales arterias de la ciudad, que aún conserva el pavimento original, y veremos el Ninfeo de Trajano, el elegante pórtico del Templo de Adriano; podremos entrar en las Termas de Escolástica, en las Letrinas, en las casas de la ladera (hoy museo) -un conjunto impresionante de viviendas que datan del siglo I a. C. hasta el VII d. C.-  que constituyen uno de los conjuntos de mayor interés de Efeso. Según descendemos nuestra mirada se fijará, sin ninguna duda, en la maravillosa fachada de la Biblioteca de Celso (obra del siglo II) excelentemente restaurada. Junto a ella se halla la Puerta de Azzeo y Mitridates por la que entraremos en el Agora Tetragonos, el marcado comercial.  La Vía de Marmol nos conducirá al gran Teatro de Efeso…., al Gimnasio, al Atrio de Verulano, a la Vía Arcadiana... Caminando un poquito más llegaremos a la Iglesia de la Virgen Maria o Iglesia del Concilio.
Concluida la visita nos acercaremos a la pequeña ciudad de Selçuk (la moderna Efeso), situada a tres kilómetros del yacimiento arqueológico, donde almorzaremos. Por la tarde visitaremos el Museo de Efeso, uno de los más significativos de Turquía por el número y calidad de las obras que alberga, que expone obras descubiertas durante las excavaciones realizadas en Efeso; la Basílica de San Juan, el edificio bizantino más importante de Efeso y uno de los más importantes centro de peregrinaje de  Asia Menor, y la mezquita de Isa Bey.
Después partiremos hacia Izmir (Esmirna), la parla del Egeo.
Llegada a Izmir. Alojamiento y cena en el hotel.  

Día 13 (jueves).-  Izmir –  Pérgamo – Canakkale
Desayuno. A primera hora de la mañana y antes de abandonar la ciudad visitaremos el interesante Museo Arqueológico de Izmir.
Continuaremos hacia Bergama, una pequeña población agrícola cuya importancia reside en albargar las famosas ruinas de la antigua ciudad de Pérgamo, capital de uno de los reinos formados tras la desmembración del Imperio de Alejandro Magno. Allí visitaremos: la Acrópolis amurallada, el Santuario de Esculapio (Asclepeion) y la Basílica Roja (Kizil Avlu).   
Pergamo, sede de los reyes atálidas e importantísima ciudad en la antigüedad clásica, hoy sólo nuestra imaginación y las ruinas que permanecen “in situ” nos permiten hacernos una pequeña idea de lo que antaño fue.
Nuestra visita a Pergamo comenzará por la Acrópolis amurallada, que se halla en la cima de una escarpada colina, a 335 metros de altitud, a la que accederemos mediente un moderno funicular. Allí, disfrutando de una espléndida panorámica del valle del rio Selinus, pasearemos entre ruinas helenísticas y romanas, como las de las Biblioteca, uno de los edificios más prestigiosos de la ciudad, fundada por Atalo II  que llegó a poseer más de 200.000 rollos de pergamino, rivalizando en su época dorada con la mismísima Alejandría.  Nos impactará el Templo de Trajano y la adyacente Plaza Sagrada, restaurados recientemente, que se elevan gracias a unas galerias abovedadas, que servían a la vez de almacenes. Pero sin duda, es el impresionante Teatro, con capacidad para 20.000 personas, adaptado a la topografía del terreno, y por lo tanto con una fortísima inclinación en sus gradas, el edificio más espectacular de la acrópolis. Llegaremos al lugar en que no hace mucho tiempo se hallaba el Altar de Zeus, probablemente el monumento más bello de Pérgamo, construido por Eumenes II (197 – 159 a. C.) para conmemorar las victorias de su padre sobre los galos. Fue descubierto en el siglo XIX por arqueólogos alemanes, y hoy podemos admirarlo en todo su esplendor en el Museo de Pérgamo de Berlín.
Concluida la visita a la Acrópolis descenderemos a la moderna Bergama para detenernos en la gigantesta Basílica Roja (s. II d.C.), una de las construcciones romanas más grandes que ha llegado a nuestros días, considerada por algunos, una de las Siete Iglesias mencionadas en el Libro de la Apocalipsis por San Juan.
Tras el almuerzo visitaremos el Santuario de Esculapio (Asclepeion), centro medicinal de época greco-romana. Especie de hospital-balneario en el que se atendía a ilustres pacientes, que sirvió como lugar de estudio y reunión de buena parte de los mejores médicos de la antigüedad, entre los que destaca Galeno, nacido en Pérgamo en el año 130 d.C.  Gran parte de lo que se puede ver hoy se construyó durante el reinado del emperador Adriano (117-138 d. C.). Accederemos al complejo a través de la Vía Tecta –una hermosa vía columnada-, para después visitar el ágora con sus bellas columnas jónicas, el pequeño teatro, los túneles de dormición, las piscinas, la fuente sagrada, el Templo de Telesforo etc…
Concluidas las visitas saldremos hacia la ciudad de Canakkale, situada en la costa asiática del estrecho de los Dardanelos, que une el Mar Egeo con el Mar de  Mármara; cruce histórico entre Asia  y Europa.
Llegada a Canakkale.
Alojamiento y cena en el hotel.

Día 14 (viernes).-  Canakkale – Troya – Estambul
Desayuno y salida a primer hora de la mañana hacia la cercana y legendaria Troya, descubierta en el año 1868 por Henrich Schliemann, cuyas excavaciones dieron con el hallazgo del denominado Tesoro de Príamo.
Regresaremos a Canakkale para visitar el pequeño pero interesdante Museo Arqueológico, que guarda excelentes piezas procedentes de los yacimientos arqueológicos cercanos, además de una importante colección de cerámica y  dos impresionantes sarcófagos griegos.    
Finalmente nos dirigiremos al puerto y después de una pausa para almorzar tomaremos el ferry, y emulando la gesta del gran Jerges I, rey de Persia, allá por el 480 a. C. cruzaremos el estrecho de los Dardanelos, en lo que emplearemos unos veinte minutos.
Ya en suelo europeo nos trasladaremos a Estambul (312 Km). A lo largo de los primeros ochenta kilómetros el trazado de la carretera recorre la península de Galiópolis y no pierde de vista la costa, lo que nos permitirá disfrutar  del mar de Marmara, para después enlazar con la autovía.
Llegada a Estambul y alojamiento en el hotel.

Día 15 (sábado).-  Estambul – España
Desayuno y traslado al aeropuerto a la hora prevista para tomar el vuelo con destino a España.

FIN DEL VIAJE

volver atrás