Israel: Historia y Arte

Interior de los subterraneos de la ciudadela de los Cruzados en Acre (Israel)

Viaje a ISRAEL
13 días / 12 noches
Salidas desde BARCELONA / MADRID
CIRCUITO EXCLUSIVO
Grupos REDUCIDOS (De 4 a 10 personas)

Ver Itinerario Detallado
Ver Itinerario Resumido

Descripción

Este circuito le permitirá conocer el riquísimo patrimonio artístico de Israel, alejándose de las rutas de peregrinación y abrirá ante sus ojos la extraordinaria variedad paisajística de gran parte de su territorio: el litoral mediterráneo, la Alta y la Baja Galilea, el lago Tiberiades, el fértil valle del río Jordán, el oasis de Jericó, el litoral del mar Muerto, el árido desierto de Judea...
Descubrirá:

  • Tesoros arqueológicos olvidados y excluidos de los circuitos turísticos: grandes ciudades greco-romanas como Tell Maresha, en cuyo subsuelo sus habitantes excavaron cisternas, graneros, almazaras, columbaria y grutas mortuorias; Bet Guvrin (Eleutheropolis) famosa por sus más de 600 inmensas y espectaculares grutas; Moshov Zippor (Séforis) renombrada por la riqueza y perfección de sus mosaicos; Beit Shean (Escitópolis) el yacimiento arqueológico más grandes de Israel.
  • Ciudades hebreas surgidas en los primeros siglos de nuestra Era, como Korazin (la ciudad de basalto) y Kefar Nahum (la ciudad de los apóstoles Pedro y Andrés), ambas próximas al lago Tiberiades; Beit She’arim y su magnífica necrópolis con más de 20 catacumbas excavadas en la ladera de la montaña, en el exuberante valle de Jezrael, la bellísima sinagoga de Baram en al Alta Galilea...
  • Majestuosas obras arquitectónicas y urbanísticas concebidas por el rey Herodes “El Grande”: Masada, Herodion y Cesarea.
  • La fascinante ciudad de Acre (Akko) junto al Mediterráneo. San Juan de Acre para los Caballeros Cruzados, que hicieron de ella la capital de su reino. Hoy patrimonio de la Humanidad.
  • Safed (Zefat), ciudad cabalística por excelencia, donde se aposentaron los sefardíes a comienzos del siglo XVI; ciudad de místicos y bohemios escondida entre bosques de coníferas en la Alta Galilea.
  • Jerusalén con sus grandes y pequeños tesoros. Durante tres días visitará los lugares objeto de culto para las tres religiones monoteístas del mundo: el Monte del Templo, el Muro de las Lamentaciones y el Santo Sepulcro; caminará por la Vía Dolorosa y la vieja Jerusalén amurallada con sus contrastados barrios: armenio, judío, musulmán y cristiano, y además el Monte de los Olivos, el Monte Sión y el espectacular Valle de Cedrón, con sus gigantescas tumbas excavadas en la roca.

Todo ello se completará con la visita a lugares emblemáticos del Antiguo y Nuevo Testamento: Belén, Nazaret, Cafarnaún (Kefar Nahum), Tiberiades, Jericó...

Fechas y precios

Servicios incluidos:
Billetes de avión en clase turista de línea regular, tasas aéreas y de combustible, tasas de entrada y salida del país, visado, hoteles de 4/5 estrellas, media pensión, guía de habla castellana, entradas a monumentos y seguro de asistencia en viaje.

Servicios NO incluidos:
Bebidas.
Propinas a guias y conductores.
Ningún otro servicio no mencionado como incluido.

Importante:
El pasaporte debe estar en regla con validez mínima de 6 meses.
Este circuito a Israel es exclusivo de Viajes Próximo Oriente y quedará cerrado 30 días antes de la fecha de salida.
De no alcanzarse el número mínimo de personas exigido para la realización del viaje, le será devuelta al cliente la cantidad entregada en concepto de reserva.

FECHAS y PRECIOS por persona en habitación doble Categoría Próximo Oriente.


Suplementos:

Habitación Ind. Salida 11 de Junio 1.150 €

Habitación Ind. Salida 2 de Julio 1.150 €

Habitación Ind. Salida 6 de Agosto 1.409 €

Habitación Ind. Salida 3 de Septiembre 1.150 €

Habitación Ind. Salida 15 de OCtubre 1.770 €

Opcional:

Seguro de Cancelación (Límite 4.000 €) 90 €

Itinerario

Día 1.- España - Tel Aviv
Presentación el aeropuerto Madrid-Barajas para salir en vuelo de línea regular con destino a Israel.
Llegada al aeropuerto internacional Ben Gurión. Asistencia en el aeropuerto y traslado al hotel en Tel Aviv.
Alojamiento y cena.

Día 2.-  Tel Aviv – Cesarea – Haifa – Beit She’arim – Akko (Acre)
Desayuno y visita panorámica a la moderna y cosmopolita ciudad de Tel Aviv-Yafo, fiel reflejo del pujante estado de Israel. Posteriormente saldremos dirección Norte, por el litoral mediterráneo, recorriendo sus enclaves más importantes, Cesarea, Haifa, hasta llegar a la bellísima ciudad de Akko (Acre).
Nuestra primera parada será en Cesarea, ciudad fundada por de Herodes el Grande allá por el siglo I a. de C., nacida al amparo del gran puerto de Sebastos, el mayor de todo Oriente. Recorreremos su teatro, termas, acueducto, para terminar en la Ciudadela de los Cruzados.
Concluida la visita continuaremos hacia Haifa, el puerto más importante del Norte de Israel, donde almorzaremos.
Por la tarde nos adentraremos en el Valle de Jezrael, en la Baja Galilea, para visitar la antigua ciudad judía de Beit She’arim y su magnífica  necrópolis (ss. II-IV d.C.), emplazada en un entorno privilegiado. Las más de 20 catacumbas excavadas en la ladera de la montaña, en cuyos pasillos y salas reposan enormes sarcófagos con variadas inscripciones, sin duda sorprenderán gratamente al visitante.    
Finalmente abandonaremos Bet She’arim para dirigirnos a la ciudad de Acre, situada en el extremo septentrional de la Bahía de Haifa.
Llegada a Acre, alojamiento y cena.

Día 3.- Akko (Acre)
Desayuno. Se dedicará todo el día a disfrutar relajadamente de la visita a esta fascinante ciudad, hoy Patrimonio de la Humanidad y en otro tiempo, durante la Edad Media, capital del Reino Latino de Jerusalén, sede central de los Caballeros Cruzados e importantísimo puerto comercial.
Recorreremos la ciudad vieja, en la que aún se aprecian las diferencias arquitectónicas de sus distintos barrios nacidos en el Medievo y visitaremos grandes posadas, como el khan el-Faranj o posada de los Francos (s. XIII) situada en la plaza central del barrio veneciano que albergó al gran viajero, Marco Polo; el khan el-Umdam o caravansar de los Pilares (s. XVIII) ubicado en el barrio genovés; el khan el Shawarda, el mayor caravansar de Acre. Visitaremos la Ciudadela y podremos  recorrer y admirar relajadamente la imponente Ciudad subterránea de los cruzados y Burdj el-Sultan (la única fortificación cruzada que ha llegado hasta nuestros días). No olvidaremos el Hamman al Pasha, la Mezquita Blanca y las obras de fortificación llevadas a cabo en el siglo XVIII.
Perderse en esta ciudad, la más árabe de Israel, pasear por su pequeño puerto, recorrer sus murallas y antiguos barrios resulta fascinante.
Alojamiento y cena.

Día 4.-  Acre – Baram – Safed – Korazim – Cafarnaún – Tiberiades
Desayuno y salida hacia la Alta Galilea para llegar a Baram, cerca de la frontera con el Líbano, que exhibe las ruinas de una impresionante sinagoga del siglo IV, en excelente estado de conservación. Después, disfrutando de un paisaje montañoso de bosques de coníferas llegaremos a Sabed (Zefat), una de las ciudades sagradas de Israel; ciudad de místicos y bohemios. Allí visitaremos las sinagogas de Joseph Caro y de Ari Sephardi (siglo XVI) y su bohemio barrio artístico y artesanal.
Pasear por las empinadas callejuelas de piedra de su ciudad vieja, parcialmente amurallada y observar a sus residentes que aún conservan las milenarias costumbres y vestimentas de sus antepasados es como retroceder en el tiempo.    
Después del almuerzo iniciaremos el descenso hacia el Mar de Galilea (Lago Tiberiades) deteniéndonos en el yacimiento arqueológico de Korazim, la ciudad de basalto.     
La última parada de la tarde la haremos a orilla del mar de Galilea, en Cafarnaún (Kefar Nahum), la ciudad de los apóstoles Pedro y Andrés, donde Jesús predicó con frecuencia. Allí visitaremos una preciosa sinagoga del s. IV y los vestigios de la casa de san Pedro, preservada siglos más tarde por una basílica bizantina, y hoy protegido todo el conjunto por una iglesia edificada a finales del siglo XX.
Concluida la visita nos dirigiremos hacia Tiberiades, ciudad fundada por Herodes Antipas en honor de Tiberio, donde pernoctaremos.
Alojamiento y cena en el hotel

Día 5.-  Tiberias – Seforis  -  Nazaret – En Gev -  Tiberiades
Desayuno. Dedicaremos la mañana a recorrer la Baja Galilea con sus fértiles valles y visitar dos lugares importantísimos para la historia de Israel y para la tradición cristiana.
Comenzaremos dirigiéndonos a Moshav Zippor, la hermosa Séforis, gran ciudad greco-romana cuyos restos arqueológicos dotados de teatro, mansiones patricias con bellos mosaicos, baños rituales, dos acueductos que abastecían a sendas cisternas subterráneas, grandes avenidas -cardo y decumanus-, sinagoga y su pequeño castillo cruzado, la hacen merecedora de su calificativo. Pero es la riqueza y perfección de los numerosos mosaicos que conserva (los más bellos y mejor conservados de Israel), en especial el denominado «Mona Lisa de Galilea», los que hacen de este yacimiento una visita imprescindible.        
Posteriormente nos desplazaremos a la cercana ciudad de Nazaret, hoy ciudad grande y bulliciosa donde conviven árabes, judíos y cristianos, pero en tiempos bíblicos, tan solo un pequeño pueblecito donde Jesús pasó su infancia. Allí visitaremos la Basílica de la Anunciáción, que encierra la Gruta de la Anunciación, la antigua cueva-vivienda que los cruzados convirtieron en capilla, la Iglesia griega ortodoxa de San Gabriel que alberga la Fuente de la Virgen, la Iglesia dedicada a San José construida en el lugar que la tardía tradición cristiana identificó como la casa del padre putativo de Jesús y daremos un pequeño paseo por el siempre animado Zoco, para después reponer fuerzas con el almuerzo.    
Por la tarde nos dirigiremos a En Gev, un pequeño embarcadero ubicado en la orilla oriental del mar de Galilea, donde subiremos a una embarcación para cruzar el bíblico lago a la puesta de sol.
Llegada a Tiberiades. Alojamiento y cena en el hotel.

Día 6.- Tiberias -  Beit Shean (Escitopolis) - Jericó – Mar Muerto
Desayuno y salida hacia el Sur, descendiendo por el fértil valle del río Jordán para desviarnos un poquito y dirigirnos al yacimiento arqueológico de Beit Shean (Escitopolis), impresionante ciudad greco-romana y bizantina, la más grande de Israel.     
Concluida la visita continuaremos hasta la ciudad árabe de Jericó, en Cisjordania, un fértil oasis de clima tropical. Allí almorzaremos.
Dedicaremos la tarde a visitar Jericó, la ciudad más baja del planeta, a 258 m bajo el nivel del mar y, según algunas fuentes, también la más antigua. Visitaremos la bíblica Jericó (tell es Sultán) famosa por sus impresionantes murallas –aquellas tomadas por Josué-, y la Jericó medieval, testimoniada por el magnifico palacio omeya, Qasr Hishan (s.VIII) y su adyacente y pequeño pero interesante museo. La última visita será al Monasterio ortodoxo de San Jorge, colgado en la ladera del barranco de Wadi el-Qelt (a unos 5 Km. de Jericó), fundado en el siglo V, aunque el aspecto actual data de la reconstrucción llevada a cabo a finales del siglo XIX.
Después continuaremos hacia el Sur, hasta nuestro hotel en la costa del mar Muerto.
Alojamiento y cena en el hotel.
    
Día 7.-  Mar Muerto – Masada – Mar Muerto
Desayuno y salida hacia Masada, el inexpugnable palacio-fortaleza que Herodes construyó cerca del Mar Muerto en la cima de una gigantesca roca, en pleno desierto de Judea, escenario de la última resistencia de los zelotas a las legiones de Roma. Es uno de los símbolos más importantes del patrimonio judío y el sitio arqueológico más famoso de Israel. Su extraordinaria belleza y el fantástico paisaje que se descubre desde lo alto de esta gran roca merecen una visita relajada, a la que dedicaremos la mañana completa.
Después regresaremos al mar Muerto donde podremos descansar toda tarde, disfrutando de un tranquilo baño en las relajantes, calidas y densas aguas de este gran lago salado.
Cena en el hotel.

Día 8.-  Mar Muerto - Herodion – Belén – Jerusalén
Tras de desayuno abandonaremos el litoral para adentrarnos en los Montes de Judea hasta llegar a la    fortaleza-mausoleo de Herodión, una de las más ambiciosas y originales obras arquitectónica proyectada por Herodes el Grande, rey de Judea (37- 4 a. C).
Concluida la visita saldremos hacia Belén, cuna de la cristiandad, pero también lugar sagrado para los judíos, donde visitaremos: la Basílica de la Natividad (s. VI) y la Iglesia de Santa Catalina (s. XX) con su tranquilo claustro de tiempos de los Cruzados.    
Después nos trasladaremos a Jerusalén y tras del almuerzo, a primera hora de la tarde, cuando la luz incide directamente sobre ellas, veremos las espectaculares tumbas excavadas en la roca del Valle del Cedrón que se remontan al siglo XVI a. C
Visitaremos el Museo de Israel, donde están expuestos los Manuscritos del Mar Muerto y por último haremos una visita panorámica de la ciudad nueva de Jerusalén.
Alojamiento y cena en el hotel.

Día 9.- Jerusalén:  Monte de los Olivos - Via Dolorosa - Monte Sión
Desayuno y salida hacia el Monte de los Olivos. Allí visitaremos en primer lugar la Iglesia rusa ortodoxa de la Ascensión que se considera el lugar desde donde Cristo ascendió al cielo, 40 días después de su resurrección y que conserva la huella de Jesús, venerada también por los musulmanes.     
Después nos dirigiremos al mirador del Monte de los Olivos desde donde gozaremos de una magnífica vista panorámica de la Ciudad Santa, con sus murallas y puertas, el Monte del Templo o Monte Moria y todos y cada uno de los principales edificios conmemorativos de la vida de Cristo.
Desde la cima descenderemos caminando hacia el Valle de Josafat o Cedrón, visitando la Iglesia del Pater Noster  (construida para conmemorar en el lugar donde se realizó por primera vez la Oración al Señor), la Capilla de Dominus Flevit, con forma de lágrima, diseñada en año 1953 por Antonio Barluzzi, sobre los restos de una capilla bizantina del siglo VII para conmemorar el lugar donde Jesús lloró por el destino de Jerusalén; y al pie de la colina, entre olivos centenarios (testigos de la agonía y prendimiento de Cristo) el Huerto de Getsemaní y la Basílica de Getsemaní o Iglesia de Todas las Naciones. Por último la bellísima Tumba de la Virgen, cripta parcialmente excavada en la roca en la cara norte de Getsemaní e identificada como la tumba donde yació la virgen María durante la Dormición. En el siglo IV se construyó una capilla bizantina, ampliada en tiempos cruzados.
Después nos dirigiremos a la Puerta de San Esteban (s. XVI) que da acceso al barrio musulmán, para visitar la Iglesia de Santa Ana y las Piscinas de Betesda (el lugar donde Jesús curó al paralítico según el Evangelio de San Juan). Desde allí iniciaremos el recorrido por la Vía Dolorosa, de unos dos kms que discurre a través de los barrios musulmán y cristiano, hasta llegar al centro de la cristiandad, a la indescriptible Basílica del Santo Sepulcro edificada, según la tradición, sobre los lugares en que Jesus fue crucificado y sepultado.
Haremos un alto en el camino para almorzar y recuperar fuerzas descansando un ratito.
Por la tarde nos dirigiremos al Monte Sión, fuera de los muros otomanos, para visitar la Iglesia de la Dormición de María y el Cenáculo, una majestuosa sala gótica del siglo XIV, donde siglos atrás se celebró la Ultima Cena.
Regreso al hotel. Cena en el hotel.

Día 10.- Jerusalén:  Monte del Templo – Barrio Musulmán – Barrio Armenio – Barrio Judío y  Muro de las Lamentaciones
Después de desayunar nos dirigiremos al Monte del Templo, uno de los pocos lugares en el mundo que juega un papel central para las tres religiones monoteístas y combina su importancia religiosa con un extraordinario interés histórico debido a su antigüedad como lugar sagrado.
Por la Puerta de la Basura accederemos al Monte del Templo o Monte Moria, que recorreremos con calma, deteniéndonos no sólo ante los edificios mas representativos: Cúpula de la Roca y Mezquita Al Aqsa (construidos a lo largo de los siglo VII y VIII), sino también ante aquellos otros menos conocidos, pero igualmente bellos e interesantes: la Cúpula de la Cadena, el mimbar del juez Burhan el-Din (ayubi), el sabil del sultán Qaytbay, las madrasas Uthmaniyya y Ashraliyya (aunténtica gema del arte mameluco), etc.
Abandonaremos el Monte del Templo por Bab Qattanin (la Puerta del Zoco del Algodón) para dar comienzo a la visita del Barrio Musulmán. Recorreremos Tariq el Wad, una de las principales calles del barrio musulmán que nos conducirá a la zona medieval, la más interesante: un laberinto de callejuelas que datan de la segunda mitad del siglo XIII, donde se edificaron madrasas, tumbas, maristanes, hospicios, que el devenir de los años y la superpoblación las ha convertido en casas particulares.
Después nos adentraremos en el silencioso y pausado Barrio Armenio y tras el almuerzo visitaremos la Catedral de Santiago, la Casa de San Marcos y callejearemos por sus austeras e intrincadas calles de aspecto de fortaleza.
Caminaremos hasta llegar al Barrio Judio (reconstruido casi por completo en época reciente) donde veremos el Cardo Máximus, la principal arteria que atravesaba Jerusalén de norte a sur durante el período romano y bizantino. Y finalmente nos dirigiremos al corazón del mundo judío, el Muro de las Lamentaciones, lugar donde los judíos veneran la memoria del Templo construido por Salomón y definitivamente destruido por los romanos en el año 70 de nuestra Era.
Regreso al hotel. Cena en el hotel.

Día 11.- Jerusalen -  Maresha -  Bet Guvrin  –  En Karen – Jerusalen
Desayuno y salida a primera hora de la mañana hacia el recinto arqueológico de Bet Guvrin – Maresha.
Comenzaremos la visita por la bíblica Maresha, impresionante ciudad helenística de los siglos III y II a. C., destruida definitivamente por los partos en el año 40 a. C. A través de un largo paseo descubriremos la extraordinaria riqueza que guarda su subsuelo.
Tras la destrucción de Maresha, y ya bajo el periodo romano, surgió la importante ciudad de Bet Guvrin, conocida con el nombre de “Eleutheropoli”. Convertida al cristianismo continuó prosperando durante la época bizantina, hasta que en el s. VII fue conquistada por los omeyas y siglos más tarde por los Cruzados. De ella quedan unas 600 inmensas y espectaculares grutas con forma de campana, un anfiteatro y baños romanos y restos de una fortaleza cruzada.    
Concluida la visita nos dirigiremos hacia En Keren (el lugar del nacimiento de San Juan Bautista), un pintoresco y tranquilo pueblecito ubicado al pie del monte Herzt (Montes de Judea); allí en un ambiente bucólico y relajante almorzaremos, para después visitar la Iglesia de San Juan Bautista, la Iglesia franciscana de la Visitación, la Fuente de María y dar un pequeño paseo por el barrio ruso, uno de los lugares más cautivadores de la región.
Regreso a Jerusalén. Cena en el hotel.

Día 12.- Jerusalén:  Museo Rockfeller – Ciudadela
Desayuno. Iniciaremos la mañana visitando el Museo Rockfeller de Arqueología, que custodia piezas verdaderamente interesantes. Su visita nos permitirá obtener una visión mucho más completa del riquísimo patrimonio artístico que atesora Israel.
Si la autoridades israelíes nos conceden la autorización pertinente visitaremos los Túneles del muro Oeste, de veinte siglos de antigüedad, utilizados por los judíos para huir del saqueo de Jerusalén por los romanos en el año 70 d.C; en caso contrario visitaremos la Ciudadela o Torre de David.
Tarde libre, quizás para visitar el Jardín Arqueológico de Ofel o perderse por los bulliciosos alrededores de la preciosa Puerta de Damasco o hacer acopio de algún que otro recuerdo ejerciendo el arte del regateo en algún zoco de esta increíble ciudad.
Cena en el hotel.

Día 13.- Jerusalén - España
Desayuno y salida hacia el aeropuerto para tomar el vuelo con destino a Madrid. Llegada a Madrid.

FIN DEL VIAJE

volver atrás