Viajes a Grecia

Viajar a Grecia es algo más que viajar a la cuna de la cultura clásica, es conocer la península Balcánica con sus paisajes montañosos (su majestuoso monte Olimpo, morada de dioses, que domina imponente la inmensa llanura de Tesalia), su litoral recortado con profundos golfos y sus numerosos archipiélagos e islas: la bellísima Santorini en las Cicladas; Rodas, Patmos y Kos en el Dodecaneso; la legendaria isla de Creta, morada del Minotauro; ....
Viajar a Grecia es visitar sitios arqueológicos cargados de mitos y leyendas que evocan su historia milenaria: el magnífico Partenón, obra cumbre de la Acrópolis de Atenas, una de las maravillas del mundo antiguo; la ciudad-palacio de Knossos en la Creta minoica; Micenas y Tirinto en el Peloponeso, impresionantes testimonios de la arquitectura ciclópea de las ciudades fortificadas aqueas.
Viajar a Grecia es descubrir su riquísimo patrimonio bizantino a través de pequeñas iglesias y de impresionantes monasterios suspendidos en gigantescas rocas y recorrer las imponentes fortificaciones que venecianos y caballeros cruzados construyeron para defender a la Cristiandad y sus rutas comerciales del Imperio Otomano.

Viajes a Grecia con “salida garantizada”


  
  
  

Nuestros “Viajes Exclusivos” a Grecia


 

Ciudades

ATENAS

    La ciudad de Atenas, de cuatro millones y medio de habitantes, está situada en plena región del Ática, al lado del mar Egeo y rodeada de montes y montañas que la hacen desembocar en el mar.
    Esta ciudad, testimonio de un pasado glorioso, muestra su esplendor en objetos y edificios de sorprendente belleza, algunos de ellos calificados por la UNESCO como patrimonio de la humanidad. Muchos pasajeros llegan en busca de la fascinación de los monumentos de la ciudad. En una de sus colinas se levanta altiva la Acrópolis, en otra, monumentos funerarios como el Pnix o un espléndido mirador como el de Lykabeto. El recinto de la Acrópolis incluye las ruinas del Teatro de Dionisos, donde se representaban las tragedias de Escilo, Sófocles, Eurípides y las comedias de Aristófanes, así como el parcialmente restaurado Odeónde Herodes Aticus. Aquí, actualmente, se hacen representaciones durante el verano. Otros recintos arqueológicos a visitar son el Agora Antigua, el Theseion, la Stoa de Ateos, el Aerópago, la colina del Filopapo, el Pnika, el Keramikon, el Arco de Adriano, la Linterna de Lisícrates y la Torre de los Vientos. Todo visitante de Grecia debe ir a visitar el Templo de Poseidón en Sounion, separado de Atenas por un corto viaje de 70 km a lo largo de la costa sudeste. Atenas posee más de 50 museos, privados o estatales. Uno de los más importantes es el Museo Arqueológico Nacional y el nuevo museo de la Acrópolis uno de los museos más importantes del mundo majestuoso e inigualable, con descubrimientos hechos de una civilización de más de 3.000 años de antigüedad, desde el Neolítico hasta los últimos años del poderío de Roma. El Museo Benaki, el Museo de Historia Natural, el Museo de Cerámica, el Museo Goulandris o de Arte Cicládico, el Museo Bizantino, el Museo de Arte Popular son de especial interés. Pero Atenas no sólo ofrece restos de su pasado. Quien busque objetos interesantes, curiosos o prácticos, joyas o camisetas, magníficos restaurantes, discotecas, viejas tabernas (restaurantes típicos griegos)llenas de flores, sol, música y mar pueden encontrar aquí sitios y lugares donde satisfacer sus gustos, paseando por las calles de Plaka, sentado en una de sus múltiples tabernas o ante el mar en el puerto del Pireo, saboreando la cocina típica del país.


Islas y archipielagos griegos

Las islas Cícladas

    Desde tiempo inmemorial la historia de Grecia pasa a través de ellas. Desde la tranquilidad de Kea hasta la animada Mykonos, las playas de fina arena de Milos o las impresionantes cornisas volcánicas de Santorini, una veintena de islas se ofrecen al navegante. Las islas griegas Cicladas (Cicladas) son las siguientes: Kea, Kithnos, Serifos, Sifnos, Milos, Kimolos, Siros (Syros), Paros, Antiparos, Naxos, Andros, Tinos, Mykonos (Miconos o Mikonos), Delos (Dilos), Ios, Folegandros, Sikinos, Anafi, Amorgos, las pequeñas Cicladas (Donousa y Kufonisia), y Santorini (Thira o Fira).

Las Islas del Dodecaneso

    Entre las Cicladas y la costa turca una cadena de islas desciende a través del mar Egeo: El Dodecaneso.
    De una sorprendente variedad de paisajes entre los más bellos de todo el Mediterráneo, las islas del norte tienen una abundante vegetación que contrastan con los pueblos de pequeñas casas cúbicas resplandecientes de blancura. En Rodas sentirán la huella de las diferentes ocupaciones a lo largo de toda su historia: épocas greco-romana, bizantina, otomana y franca. Las islas griegas del Dodecaneso son: Rodas, Cárpatos, Kasos, Symi, Tilos, Nisiros, Astipalea, Kos, Kalimnos, Leros, Patmos y Kastelorizo (Castelorizo o Megistri).

Las Islas Jónicas

    De Corfu a Zante, serán seducidos por la variedad del paisaje.
    De una belleza sin par, estas fértiles y montañosas islas les ofrecen excelentes fondeos. El sur, más árido, presenta una costa más rasa bordeada de playas y de lagunas. Un clima muy clemente acompañado de vientos regulares y moderados, hace de esta región una de las más bellas zonas de Grecia. Las islas griegas del Jónico o Jónicas son: Corfu (Korfu, Kerkyra o Kerkira), Paxos, Anti Paxos, Lefkada (Lefkas o Leucade), Meganisi, Kefalonia (Cefalonia), ítaca (Itaka o Ithaki), Zakinthos (Zante o Zákinthos).

Las Islas del Golfo Sarónico

    De Atenas a Hydra, el Golfo Saronico está salpicado de lugares arqueológicos, de puertos y pueblos típicos. Encontrareis todos los tipos de paisajes marinos del país, altas montanas desplomándose sobre el mar, costas de bajo relieve cubiertas de arbolado o rocosas y áridas. Las islas del golfo Sarónico son: Hydra (Ydra, Hidra, Idra), Egina (Eguina, Aegina), Poros y Spetses (Speches o Spetsai).
    Al norte del Eubea, estas son unas islas excepcionales: Skiathos, Skopelos, Alonisos, Skiros. Contrastes sorprendentes entre las verdes y fértiles islas y su clima suave y templado. Lejos de los circuitos turísticos, les ofrecerán unas aguas cálidas y cristalinas, sus playas de fina y blanca arena están bordeadas de pinares y bosques de eucaliptos. Las islas griegas de Esporadas son: Skiathos (Skiatos), Escopelos (Skopelos), Alonisos (Alonissos), Skiros (Eskiros o Skyros).

Las Islas del Egeo Norte

    Esta agrupación de islas situadas en el mar Egeo norte y frente a la costa de Turquía, son de aquellos lugares muy especiales donde el turismo masivo aún no ha puesto su mira, y que por tanto mantienen toda su tradición, belleza, timidez y autenticidad. Aún sin gran infraestructura hotelera y con una comunicación por aire y mar fluida, ofrecen todos los ingredientes para unas excelentes vacaciones. Este archipiélago está formado por islas como Ikaria, pequeña isla montañosa famosa por el primer intento del hombre en volar, Lesvos o Mitilini isla de gran tamaño que ofrece buenas playas y paisajes rurales, la isla de Limnos que aunque árida propone mucho que ver, la isla de Samos una de las mejores y frente a Éfeso en Turquía y finalmente la isla de Chíos, una de sus joyas mas ocultas y aún por descubrir.

MYKONOS

    La árida y abrupta isla de Mykonos es una de las pequeñas de las Cicladas, con sólo 16 km de largo y 11 de ancho, sus dos picos más altos no llegan a los 360 m sobre el nivel del mar. Según la mitología, las rocas esparcidas por su árido paisaje son los restos solidificados de los gigantes muertos por Hércules. En la actualidad, Mykonos se ha convertido en una de las más populares islas del Egeo. La ciudad de Mykonos, de color blanco malvavisco, representa la arquetípica imagen de tarjeta postal, con los edificios en forma de terrón de azucar apilados en torno a las arracimadas viviendas de pescadores de la orilla, las 365 iglesias con el toque azul celeste de las puertas y las cúpulas, todo ello dentro de un laberinto de estrechas callejuelas, creadas para confundir a los piratas que asolaban la ciudad durante los siglos XVIII y XIX, y donde perderse es parte del encanto. La sofisticada vida nocturna es sencillamente frenética, en gran modo estimulada por la reputación de Mykonos como el centro de reunión de los homosexuales del Mediterráneo y uno de los puntos de encuentro de la jet set internacional.
    Lugares dignos de ser visitados son: el Museo Arqueológico (con excavaciones de la necrópolis de la isla de Rinea y alfarería de Delos); el Museo Folclórico (una mansión del siglo XVIII con una colección de objetos y curiosidades); la Iglesia de Paraportianí (una fascinante mezcla, cuatro capillas amalgamadas en una sola con muy poca simetría); la Fuente de Tria Pigadhia (que significa "Tres Pozos", donde bebiendo de los tres se podía encontrar marido); la catedral ortodoxa griega (con iconos pos-bizantinos; la catedral católica (del periodo veneciano); los molinos de viento (eco de una época en la que se usaba la energía del viento para moler el grano) y la "Pequeña Venecia" (distrito de moda lleno de galerías de arte, bares y discotecas). No se olviden de sacar una fotografía con el Pelicano, la mascota de Mykonos, Una pequeña embarcación sale por la mañana de Mykonos en dirección a la isla de Delos, un pequeño islote, sin apenas recursos naturales, pero que se convirtió en el centro religioso y político del Egeo ya en el año 1000 a.C. Se pueden visitar interesantes ruinas de templos, lugares sagrados y restos de diferentes civilizaciones como el Ágora de los Competaliastai, el Propileo, el Santuario de Apolo, la casa de los Naxios, el Santuario de los Toros, la Avenida de los Leones, el Gimnasio, el Santuario de Dionisos, etc. Una buena línea de autobuses recorre la isla continuadamente, existiendo también una línea de barcas que hacen el trayecto por mar desde la playa de Platis Gialos hasta la famosa playa de Paradise. Es aconsejable alojarse en cualquiera de los hoteles ofertados en una de sus múltiples playas en lugar de la ciudad ya que en esta no hay suficientes Hotels y los que hay no tienen una buena relación calidad / precio. Por otro lado la gente acude a la ciudad solamente a partir de las 10 de la noche, para cenar en uno de sus múltiples restaurantes o bien pasear por las estrechas y típicas callejuelas llenas de tiendas de suvenires, joyerías y tiendas de ropa de las más conocidas firmas internacionales. Muchos de los clubs y discotecas se encuentran también en el centro de la ciudad con lo que se hace más difícil el conseguir un sueño tranquilo.

    AGIOS GIANIS: o Playa de San Juan es una playa tranquila con pocos bares y restaurantes a solo 5 km al sureste de la ciudad de Mykonos. Esta situado justo enfrente de la isla sagrada de Delos y la más grande de Renia.

    PSARROU: Es una preciosa bahía justo al lado de Platys Gialos, un poco más cerrada y menos turística .Pocos hoteles, bares etc. Hay un centro de SCUBA DIVING. De aquí salen barcos que le llevaran a las famosas playas de PARADISE, SUPER PARADISE, AGRARI y ELIA.

    ORNOS: Era un antiguo pueblecito pesquero a lo largo de una playa de arena fina. Se encuentra a 4 Km al sur de Mykonos.

    KALAFATIS: Es una larga playa a 12 Km al este de la ciudad, en la que solo hay un gran complejo Hotelero, una taberna y buenas instalaciones de deportes acuáticos. A su alrededor se están construyendo villas y apartamentos y posiblemente en unos años se convertirá en otro centro turístico.

    AGIOS STEFANOS: A 4 Km norte de la ciudad de Mykonos, es una playa en la que en los últimos años se han construido algunos hoteles, apartamentos y habitaciones de alquiler. Se pueden encontrar alguna taberna sobre la playa, unos pocos bares e instalaciones de deportes acuáticos.

SANTORINI

    Santorini o Thira se puede considerar como la isla más extraordinaria del Egeo. Esbeltos y rocosos acantilados se levantan a un centenar de metros sobre el agua, sin plantas ni arbustos que suavicen la vista, siendo los únicos colores el marrón rojizo y el pardo rojizo de las grietas que parten la cara de las piedras. El paisaje presagia ya una historia tan dramática y turbulenta que la leyenda queda unida a él como algo inherente e inolvidable. Alrededor del año 3000 a.C. la isla constituía ya una de las más avanzadas civilizaciones minoicas, hasta que, alrededor del 1450 a.C. hubo una gran erupción volcánica, el corazón de la isla se hundió bajo el mar y los terremotos retumbaron a lo ancho del Egeo. Thira quedó destruida y se cree que la gran civilización minoica cayó con ella. La isla quedó ligada a la leyenda de la Atlántida, las "Islas Felices Sumergidas bajo el Mar". Fira, su capital, semi-construida después de un devastador terremoto en 1956, todavía parece balancearse al borde del acantilado. Es un lugar sorprendentemente atractivo, a 900 pies sobre el nivel del mar, a la que se accede a lomos de mulas, una especie de funicular o subiendo 506 escalones. En el Museo Arqueológico se puede visitar un curioso juego de figuras eróticas dionisíacas. Una vez fuera de Thira, el interior de Santorini descubre un suelo volcánico, sumamente fértil, con cultivos de trigo, tomates, pistachos y vid. Digno de ser visitado es Vourvoulos, pueblecito en el noroeste, el monasterio de Profitis Ilias, el punto más alto de Santorini; Pirgo, con sus casas medievales; las excavaciones de Acrotirio, la excursión a Nea Cameni con su volcán activo y humeante.

    IMEROVIGLI: Es la parte más alta de la caldera, a 3 Km de la ciudad de Fira y a 300 ms sobre el nivel del mar. Aquí solía estar el punto de vigilancia, acechando la llegada de los piratas que asolaban con frecuencia estas islas. Es el balcón de Santorini, con casas excavadas en la roca, y terrazas sobre el mar. Declarado por el Gobierno lugar de interés y preservados del influjo turístico, sus estrechas callejuelas y sus iglesias blancas coronadas por cúpulas azules como el mar, hacen de este pequeño pueblo un lugar de gran atractivo.

    KAMARI: Situado en la costa este y a 10 Km de la ciudad de Fira, este pueblo cuenta con la mejor playa aunque todas las playas de la isla son de arena negra volcánica. También es el lugar más desarrollado turísticamente y su larga avenida o paseo marítimos esta bordeado de hoteles, tabernas, restaurantes y tiendas de suvenires.

    IA o OIA: Es sin duda el pueblo más bonito, sofisticado y bien conservado de toda la isla. Es famoso mundialmente por sus maravillosas puestas de sol. El castillo de Lontza en la parte oeste al final del pueblo es el mejor puesto de observación para contemplar la puesta de sol. El tráfico es casi inexistente ya que hay solamente dos calles y una de ellas es peatonal alineada con sofisticadas tiendas y bares de reducido tamaño intentando evitar el turismo masivo. Las casas y hoteles están excavados en la roca, todos blancos y con sus puertas y ventanas en azul añil. Es un lugar recomendado para las personas que quieran pasar unas vacaciones relajadas y es por eso que la vida nocturna en el pueblo de Ia no es de las más animadas de la isla. Se encuentra a 11 km al norte de Fira y en el otro extremo de la isla.

    MEGALOHORI: Es un pueblo tradicional que conserva hasta el día de hoy su original carácter arquitectónico. Estrechas callejuelas pavimentadas con cantos rodados, casas neoclásicas con sus cúpulas tradicionales o casas-cuevas excavadas en la roca en perfecta armonía con sus iglesias blancas de cúpulas azules. Se halla a 6 km de la ciudad de Fira.

    MESARIA:: Es un pequeño pueblo, en una encrucijada de caminos, a 4 km al sureste de la ciudad de Fira. No tiene mucho desarrollo turístico y aun mantiene muchas de sus casas neoclásicas en buenas condiciones.

CRETA

    Las montañas peladas y de un azul grisáceo, cortadas por profundos barrancos y horadadas por un laberinto de cuevas, definen el paisaje y el modo de vida de Creta. En el sur y en el oeste de la isla, emergen del mar formando imponentes farallones; a lo largo de la costa norte, coronados de nieve buena parte del año, asoman como telón de fondo de largas playas de arena, viñedos y olivares. Es Creta la mayor de las islas griegas y la más abrupta. Se divide en cuatro municipalidades, Chania, Rethymnon, Heraklion y Lassithi.
    Por ser la cuna de la civilización europea, Creta ocupa un lugar especial en la historia. Los minoicos fundaron la primera cultura urbana de Europa en el tercer milenio antes de Cristo y su rico legado artístico y arquitectónico influyó poderosamente en la Grecia continental y en las islas del Egeo durante la edad de bronce. A partir del año 1900 a.C. los palacios minoicos de Knosos, Malia, Festo y otros lugares, concentraban el poder político, la autoridad religiosa y la actividad económica. Lo que distinguía a los minoicos del resto del mundo de la edad del bronce era su arte naturalista, que sobresalió en las técnicas miniaturistas. De las que ilustran sus frescos, jarrones de piedra, sellos y anillos, es posible trazar la imagen de una sociedad productiva y bien regulada.

    HERAKLIO: La región más grande y poblada de las cuatro que forman la isla de Creta, fue el centro de la civilización Minoica durante la antigüedad. En ella se encuentran los lugares arqueológicos más famosos de la isla, Knosos, Festos, Malia, Tilisos y Amnisos y los museos donde se guardan los restos encontrados en las excavaciones. A lo largo de la costa del Egeo y del Mar de Libia se hallan los resort turísticos más importantes de la isla, como Chersonisos y Amoudara. Los hoteles se caracterizan por su esmerado servicio así como por el diseño de sus edificios que pretenden no ser alojamientos masivos. La montana de Psiloriti es una visita obligada para los amantes de la escalada. Los estrechos y populosos callejones de Heraklion, capital de Creta, y sus gruesas murallas de piedra evocan los días en que soldados y mercaderes se acogían a la seguridad de un puerto fortificado. En la época minoica, éste era el puerto de Cnosos, el mayor palacio de la Creta prehistórica y su auténtico centro de poder. Actualmente digno de ver es la fuente veneciana Ta Leontaria del siglo XVII, la iglesia de Agios Marcos, la Loggia, la iglesia de Agios Titos, el fuerte y las murallas venecianas, la catedral Agios Minas, el Museo de Iconos, el Museo Histórico y Etnográfico y el Museo Arqueológico, donde todo hallazgo prehistórico o minoico de Creta está incluido en su fabulosa colección. A 5 km de Heraklion se encuentra Knossos, el primer palacio minoico descubierto y el único que está parcialmente reconstruido. Fue erigido hacia el 1660 a.C. sobre las ruinas de un palacio más antiguo y fue destruido por causa naturales hacia 1450 a.C. Sir Arthur Evans, arqueólogo inglés, lo descubrió basándose en escritos legendarios, especialmente los de Homero. La leyenda relata que el palacio perteneció al rey Minos, que guardaba en su laberinto subterráneo al Minotauro, fruto de la unión de la reina Pasifae, su esposa, con un toro. Teseo se introdujo en el laberinto, mato al Minotauro y consiguió salir gracias al hilo de Ariadna. Tanto Malia como Festos son palacios minoicos, de la misma época que Knossos, pero con una arquitectura y decoración menos elaborada.

    RETHYMNON: En esta región les recomendamos visitar las gargantas de Koxare y Kotsifou así como las cuevas de Sfevtoni y Lelidoni. También merece la pena una visita al Monasterio de Arkadiou, el centro de la resistencia contra los turcos. Rethymnon, la capital situada a 72 km de Heraklion y a 70 km de Chania, es un puerto importante, ciudad popular y comerciante con un verdadero encanto. Edificada alrededor del castillo veneciano la Foretsa cuyos restos se pueden ver en la parte antigua de la ciudad. Existen además muchos restos más de la arquitectura veneciana, como la Loggia y el puerto veneciano con un faro del siglo XIII. Los minaretes y algunas casas de la ciudad recuerdan también el pasado turco. Un paseo por las callejas estrechas de los barrios antiguos puede ser un momento delicioso.

    CHANIA: Una zona en la parte oeste de la isla donde la belleza natural y los lugares de interés arqueológico e histórico son abundantes, entre las playas dignas de mención se encuentran las de Sougia, Paleohoras y Tara en Aghia Roumeli, y para los amantes de la naturaleza los lugares a visitar son la llanura de Omalou y la garganta de Samaria, que se puede considerar sin exageración como uno de los mas maravillosos parques naturales de Europa. Hay muchas excursiones organizadas para recorrer la garganta y se puede hacer parte a pie y el regreso en autocar que les espera al otro extremo de la garganta. Los lugares históricos de más importancia son; Theriso, donde Eleftherios Venizelos declaró la revolución contra los turcos en 1905, Vamos, Maleme, Sfakia y Kastanos entre otros. Restos arqueológicos de interés hay en Aptera, Polirnia, Ippokoronio y Lissos. En Sfakia puede visitar una de las más bonitas iglesias Venecianas del siglo 14th así como los restos de la fortaleza de la misma época. A 25 millas náuticas al sur de Aghia Roumelli se encuentra la isla de Gavdos con sus 120 habitantes, situada en medio del mar de Libia. Sus magnificas playas y vistas panorámicas la han convertido en una atracción a la que se puede acceder con ferry desde Aghia Roumeli, Sfakia, Palaiohora y Sougia. La ciudad de Chania, con su puerto veneciano conservado en perfecto estado y su casco antiguo, es una de las ciudades más atractivas de Grecia. Posee un encanto tranquilo, un ritmo indolente y ofrece deliciosos paseos por sus barrios antiguos. En 1971 perdió su título de capital oficial de la isla, pero lo sigue siendo por su interés arquitectónico e histórico.

    LASSITHI - ELOUNDA: La región de Lassithi, situada al este de la isla, también cuenta con fantásticas playas así como algunos pueblos tradicionales como Ierapetra, Sitia y Neapolis. Elounda es de todos el que más visitantes atrae debido a su desarrollo turístico de alto nivel, pues cuenta con uno de los mejores hoteles del mundo, el Elounda Beach. Si quiere visitar algunos de los lugares con restos arqueológicos de la región deberá dirigirse a Gournia, Itanos y Zakros, mientras que si es un amante de la naturaleza deberá visitar el palmeral del Vai, que contiene más de 5.000 palmeras y la increíble llanura de Tzermiado con sus 7.000 molinos. La capital es Agios Nikolaos, un moderno puerto y una ciudad cosmopolita que tiene una agitada vida nocturna y algunos complejos hoteleros de gran calidad.

RODAS

    La isla de Rodas (1,400 km cuadrados) es, después de Creta, Eubea y Lesbos, la mayor de las islas griegas. Pertenece al grupo de islas del Dodecaneso (12 islas) junto con Kos, Patmos, Kalymnos, Karpathos, Symi, Leros, Tilos, Nissyros, Kastelorizo, Astypalea y Kassos. Es una isla en la que el visitante encontrará un poco de todo; magnificas playas, abundante vegetación y una rica cultura de la que quedan suficientes restos. Situada justo a mitad de camino entre El Pireo y Chipre, a 18 km de la costa de Asia Menor, fue considerada durante mucho tiempo puente entre Europa y Oriente. Una cordillera central, cubierta por un tupido manto de pinos y cipreses, se extiende a lo largo de su mitad occidental en sentido noreste-suroeste. Su clima es extremadamente benigno. Rodas recibió sucesivas oleadas de asentamientos: dorios griegos, griegos, romanos, árabes, bizantinos, venecianos, genoveses, los Caballeros de la Orden de San Juan, turcos hasta 1912 e italianos. En 1947, después de la II Guerra Mundial, Rodas se unió formalmente a Grecia. En la ciudad vieja con sus fortificaciones destaca el Palacio de los Grandes Maestres, Odhos Ippoton (o Calle de los Caballeros), el Museo Arqueológico, la mezquita de Solimán, la Casa de Baños y la Sinagoga. Las murallas de Rodas constituyen uno de los grandes monumentos medievales del Mediterráneo.

    IXIA: Es una larga franja costera de 15 Km de largo en el camino entre el aeropuerto y la ciudad de Rodas. No cuenta con las mejores playas ya que son pequeñas, estrechas y de piedras pero el desarrollo turístico de la zona es más exclusivo ya que allí se encuentran algunos de los hoteles mejores de la isla. Hay algunos restaurantes, bares y tiendas para surtir al visitante.

    FALIRAKI: Es un pueblo organizado en torno a un turismo masivo, con muy buenas playas y complejos hoteleros con playas privadas, pistas de tenis, deportes acuáticos y todo lo que el turista pueda desear, desde tiendas de suvenires, restaurantes, bares, supermercados, discotecas, cafés y parques de atracciones. Esta situado a 16 Km al sureste de la ciudad de Rodas.

    KALLITHEA: Se encuentra a 3 Km al oeste de Faliraki y 19 Km al sur de la ciudad de Rodas. Este pueblo era conocido desde la antigüedad por sus aguas termales terapéuticas aunque actualmente se han secado. La bahía de Kallithea es uno de los mejores lugares para nadar y hacer prácticas de submarinismo en sus pequeñas grutas. Este casi unido a Faliraki y los hoteles que se encuentran allí son también grandes complejos hoteleros.

    LINDOS: A 60 km de Rodas ciudad se encuentra Lindos, pueblo escondido entre dos puertos. Las calles, por su estrechez y trazado sinuoso, tienen un aire medieval. El tortuoso sendero pasa entre mujeres que tienden sus encajes y bordados sobre las piedras, como ropa recién lavada. El último tramo es una escalera que franquea la puerta principal del castillo de los cruzados. En Lindos además se puede admirar la Iglesia Bizantina cubierta de frescos del siglo VIII y la antigua Acrópolis con su dórico Templo de Atenea. Sin duda el pueblo más pintoresco de la isla y el más conocido turísticamente. A la entrada del pueblo uno se encuentra directamente en la plaza principal con su centenario árbol cubriendo la antigua fuente y sus inscripciones árabes grabadas en el mármol. Tras cruzar la playa se accede a un laberinto de estrechas callejuelas que son el atractivo principal de este pueblo. Estas callejuelas conducen al castillo que parece, desde lejos, suspendido encima del conglomerado de casitas blancas. Los restos del Castillo de los Caballeros o Acrópolis de Lindos, aparte de su interés histórico y arquitectural ofrecen una maravillosa vista de la Bahía de San Pablo que se extiende a sus pies. Tras la fatigosa subida a la Acrópolis de Lindos uno puede bajar hacia la playa de fina arena blanca que está situada a las afueras del pueblo. Allí podrá asimismo comer pescado fresco en alguna de las tabernas situadas en la playa. Hay pocos hoteles y están situados en las afueras de la ciudad sobre la playa.

    IALISOS: A 10 Km al suroeste de la ciudad de Rodas, Ialisos se extiende sobre una verde llanura a los pies de la antigua Acrópolis. Ialyssos (Trianta) es una de las zonas turísticas más importantes de la isla con más de 20.000 camas hoteleras, que se extienden a lo largo de los 10 Km de playa en enormes complejos hoteleros. Su brisa constante durante el verano convirtió esta zona ya en años pasados, un destino vacacional para los Rodios, como puede atestiguar la cantidad de casas neoclásicas y villas construidas.

 
Teléfono: 91 377 31 94 - Copyright © Viajes Próximo Oriente - Todos los derechos reservados - - Mapa Web - - Enlaces de interés